México, en los ojos del mundo por sus cambios estructurales: Lagos

México es objeto en este momento de las miradas del mundo por los cambios estructurales que logró y sus condiciones macroeconómicas, aseveró el expresidente de Chile, Ricardo Lagos.

Durante su participación en el Quinto Foro Internacional de la Vivienda Sustentable, comentó que durante el primer año de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto colocó con claridad las tareas para este ejercicio, en materia de reformas que se están cumpliendo, en los ámbitos laboral, educativo y energético.

Asimismo, también destaca por sus políticas en materia de vivienda en donde -dijo- se va por la dirección correcta, y a nivel internacional en el planteamiento sobre la Alianza del Pacífico (que incluye a Perú, Chile, Colombia y México).

"Ustedes en México son en este momento objeto de las miradas del mundo por lo que ustedes están haciendo y que están creciendo", pues -agregó- se tiene una baja tasa de desempleo, salarios competitivos respecto a China, el regreso de empresas manufactureras, entre otros.

Lagos resaltó que México y Chile tienen desafíos distintos como el tema de informalidad y cómo darle a este segmento de la población educación y vivienda, aunque destacó su interés por el programa del esquema de renta que estableció el gobierno mexicano, así como del modelo del Infonavit, al destacar que "ojalá tuviéramos algo parecido en Chile".

El expresidente chileno comentó también que el reto en materia energética es que la reforma busque la reducción de los gases de efecto invernadero.

"Ahí está la clave del futuro" y ejemplificó que Noruega tiene el 95 por ciento de energía hídrica, mientras que la producción de petróleo y gas se vende y esos recursos se destinarán para pensiones a partir del 2050.

Por otro lado, consideró que no hay elementos por los que México no pueda democratizar la electricidad y en este sentido, permitir que las viviendas puedan usar tecnologías que permitan la producción de electricidad durante el día, a través de energía solar, y que ésta se incorpore a la red federal, para después usar la energía.