Advierten interferencia en la mejora de las condiciones de Ucrania

La agencia calificadora Moody's advirtió hoy que la suspensión de la firma del acuerdo de asociación entre Ucrania y la Unión Europea (UE) interfiere con la mejora de la economía y el crédito institucional.

Si bien la suspensión baja la amenaza inmediata que enfrenta Ucrania en materia de liquidez, la falta del mecanismo de integración limita la mejora de la competitividad, el cumplimiento de la ley y la eficiencia energética, con repercusiones crediticias negativas, precisó.

En tanto, la mañana de este martes se reportaba una situación de calma en las cercanías del edificio del gabinete de gobierno, con menos de 300 manifestantes y algunos policías vigilando.

Moody's señaló que ante la falta de firma del acuerdo con la UE, programada para el viernes en la cumbre de la UE con países del oriente europeo en Lituania, Rusia sería el país que diera financiamiento directo a través de su banca.

También apoyaría mediante la reducción del precio del gas que vende a Kiev, el producto de importación más importante para Ucrania, y le facilitaría el acceso de los exportadores ucranianos al mercado ruso, señaló de acuerdo a la versión electrónica del Kyev Post.

Sin embargo, acota Moody's, Moscú no ha hecho un planteamiento claro de sus apoyos ni de sus condiciones a Ucrania, por lo que no sería una mejora suficiente y el país seguiría en busca de balancear sus relaciones con la UE y Rusia.

La agencia consideró posible un acuerdo de último minuto en el acuerdo de asociación con la UE, pues Ucrania ha mostrado una posición oscilante entre Rusia y la UE en los meses pasados.

También recordó que sigue en la mesa la oferta de asistencia hecha por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a condición de que aplique medidas como el alza en el precio del gas para hogares y flexibilice el tipo de cambio.

Moodys difundió su reporte luego de que el gobierno ucraniano suspendió el pasado viernes la firma del convenio de asociación con la UE, lo que motivó un fin de semana de protestas que se prolongaron hasta la víspera.

Este lunes por la noche el ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano indicó que la UE y las instituciones financieras internacionales no han dado la debida atención a las necesidades del país, y aclaró que el país participará en la cumbre de Lituania.

En tanto la líder opositora Yulia Tymoshenko y destacada participante en la llamada Revolución Naranja de 2004, entró en su segundo día de huelga de hambre, en apoyo a los manifestantes que se han pronunciado en favor del acuerdo con la UE.