Destacan aporte de la pesca a la seguridad alimentaria

Para la actual administración, son prioritarios los sectores acuícola y pesquero, porque su productividad y competitividad contribuyen de manera directa a la seguridad alimentaria y a la sustentabilidad, afirmó el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Sagarpa, Ricardo Aguilar.

En el marco del Tercer Foro Económico de Pesca y Acuacultura, el funcionario expresó que actualmente se impulsa una política de consumo de pescados y mariscos de producción nacional, con el objetivo de ofrecer mejores opciones de alimentos a la población y orientar el mercado hacia productos más sanos y nutritivos.

La riqueza de los litorales mexicanos y las aguas interiores ofrecen al país recursos abundantes y disponibles para su explotación sustentable y comercialización, destacó el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Los sectores pesquero y acuícola son de primordial importancia, toda vez que en materia económica y alimentaria le reportan al país grandes beneficios y proteínas de alta calidad y valor nutritivo, recalcó.

El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, indicó que ante el reto de satisfacer la demanda de productos pesqueros, el sector trabaja en cinco ejes.

Dichos ejes son ordenamiento pesquero y acuícola integral, cumplimiento y observancia normativa, impulso a la capitalización pesquera y acuícola, desarrollo estratégico de la acuacultura, y fomento al consumo de productos pesqueros y acuícolas.

En el caso especial de la acuacultura, indicó que ésta constituye una prioridad con el objetivo de alcanzar los niveles de producción para afrontar el reto de incrementar el consumo per cápita de nueve a 12 kilogramos anuales de pescados y mariscos.

En tanto, el presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Senadores, Francisco López Brito, señaló que los planes nacionales sectoriales que se den a conocer próximamente deberán fortalecer la investigación acuícola y pesquera, así como a su desarrollo tecnológico, como prioridad para favorecer la producción de alimentos.

A su vez, el presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, Alfonso Inzunza Montoya, enfatizó que el crecimiento futuro de organismos acuáticos deberá venir de la acuacultura, considerada como un sector importante para la seguridad alimentaria del país.

Resaltó que entre las acciones legislativas más relevantes para impulsar la pesca y la acuacultura, figuran la creación del programa de apoyo a los pescadores de menores ingresos en épocas de veda, que se busca poner en operación en 2014.

Durante su exposición, la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en México, Nuria Urquía Fernández, sostuvo que el reto es hacer de la pesca y la acuacultura actividades rentables y atractivas desde el punto de vista económico.

Planteó que es necesario llevar la pesca y la acuacultura a las zonas rurales y urbanas de menores recursos, para que el pescado sea un producto importante en la alimentación de los mexicanos.