Piden en Colima garantizar paridad de género en candidaturas

La directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM), Yolanda Verduzco Guzmán, presentó una propuesta de reforma al Código Electoral del estado, para garantizar la paridad de género en la asignación de candidaturas y suplencias de elección.

Al encabezar la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la funcionaria afirmó que Colima "se caracteriza por dar prioridad a las acciones de prevención y atención de la violencia de género".

Sin abundar en detalles, dijo haber presentado ante la Secretaría General de Gobierno la propuesta de decreto para adicionar y reformar el Código Electoral local, lo que garantizaría una mayor paridad en las candidaturas y suplencias de elección popular.

Señaló que al mismo tiempo, entregó un proyecto de iniciativas de reformas y adiciones a la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y la de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, "reformas que han sido alineadas con la legislación federal", precisó.

En ese sentido, Yolanda Verduzco pidió que la Secretaría General de Gobierno revise las propuestas y, de considerarlas acordes a las necesidades actuales, las envíe al Poder Legislativo estatal para su discusión y aprobación.

Previamente, aseguró que Colima está posicionado como un estado vanguardista, al impulsar la iniciativa de adición del artículo 61 Bis de la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, "la cual dicta que de manera inmediata se deben otorgar órdenes de protección para mujeres que sufren violencia extrema".

Recordó que la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, establece un mínimo de 8 horas para otorgar las órdenes de protección, "y nuestro estado se caracteriza por dar prioridad a las acciones de prevención y atención de la violencia de género", destacó.

Dijo también que de acuerdo a un diagnóstico realizado por el Centro de Información para el Desarrollo del Estado (Cidecol), los tipos de violencia mayormente recibidos por las mujeres colimenses, son la emocional o psicológica y la patrimonial, "y es ejercida por sus parejas o esposos, puesto que no deja marcas visibles".