Reporta Chiapas que aplicó la ley en 88% de feminicidios

El secretario General de Gobierno de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, señaló que se ha aplicado la ley en 88 por ciento de los casos de feminicidio.

En entrevista en gira de trabajo en esta ciudad, el funcionario pidió que se incremente la denuncia para prevenirla, mientras que organizaciones no gubernamentales llamaron a que se declare la alerta de violencia contra las mujeres.

El encargado de la política interna de Chiapas indicó que "el estado de alerta no es algo malo, no es a la autoridad a la que se le aplica, es a la sociedad".

"Mandarnos un estado de alerta es decirnos a los chiapanecos que estamos tratando mal a las mujeres, nos van a decir que los hombres chiapanecos no respetamos a las mujeres", añadió.

Expuso que están pidiendo a las organizaciones defensoras de los derechos de la mujer que se establezcan políticas públicas para prevenir la violencia de género, como sería el aumento de las denuncias, pues "la mujer que sufre violencia debe denunciar".

Advirtió que si la mujer no denuncia el gobierno no se entera de que ha sido víctima "y al no saber la autoridad que la mujer está siendo víctima, la violencia es más y más hasta llegar a la muerte, la muerte es resultado del silencio".

Sobre los casos tipificados como feminicidio, Ramírez Aguilar reportó que a 88 por ciento se le ha aplicado la ley y al resto "hay impunidad porque se fugaron los victimarios, se fueron a Estados Unidos".

Por separado, varias organizaciones no gubernamentales partieron en caravana a la capital del estado para entregar al gobierno una solicitud para que se declare la alerta de género, ya que los casos considerados como feminicidios crecieron.

Martha Figueroa Mier, del Colectivo de Mujeres, apuntó que el feminicidio "es un crimen de odio hacia las mujeres y a todo lo que representa lo femenino".

Por esa razón, continuó, "debe atenderse como un problema social y estructural que amenaza los derechos y libertades de las mujeres sin importar la posición económica, el nivel académico, la profesión, el origen étnico o la nacionalidad".

Según datos recabados, abundó, este año el número de defunciones de mujeres es de 84, de las cuales 71 casos fueron por asesinatos violentos, la mayoría en Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Comitán, Ocozocoautla y esta ciudad.

Las edades de las víctimas oscilan entre 21 y 30 años, "es decir, se trata de mujeres en edad productiva y reproductiva. En tanto que las agresiones producidas son mayoritariamente el resultado de violencia sexual: golpes, tortura, violaciones y mutilaciones".