Alerta ONU sobre repunte de violencia sectaria en Irak

El representante especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov, alertó hoy sobre un repunte en la violencia sectaria en Irak, causado por el deterioro en la seguridad, producto del estancamiento político en ese país.

En un informe presentado ante el Consejo de Seguridad, Mladenov apuntó que el estancamiento político es explotado por terroristas y grupos armados que incitan a odios sectarios, impulsados además por el conflicto en Siria, que desestabiliza a la región entera.

"Esto está permitiendo que grupos como Al-Qaeda forjen vínculos con facciones similares a través de la frontera. Hoy más que nunca, los retos de Irak no pueden verse aislados del contexto más amplio de la región", dijo Mladenov.

Añadió que la solución de la crisis en Siria mediante un proyecto nacional incluyente y la adopción de una estrategia regional contra todas las formas de extremismo religioso y sectario son vitales para la estabilidad de Irak.

"Vemos una continuación en el ciclo de la violencia, que sólo puede ser abordado mediante una combinación de seguridad y estrategias políticas y de desarrollo", expresó Mladenov en un encuentro con la prensa posterior a la sesión en el Consejo de Seguridad.

En ese sentido, subrayó la importancia que tienen las próximas elecciones presidenciales en Irak, programadas para abril de 2014.

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad emitió una declaración presidencial en que condena la serie reciente de ataques terroristas en Irak, y enfatizó la necesidad de llevar a los responsables ante la justicia.

De acuerdo con la Misión de Asistencia de la ONU en Irak, al menos seis mil 592 civiles han muerto desde enero de este año, un repunte notable respecto de las tres mil 238 víctimas fatales a causa de la violencia en ese país durante 2012.

El aumento en la violencia está relacionado con las acciones del gobierno en contra de manifestaciones sunitas comenzadas en abril pasado.