Resaltan Santos y Correa importancia de proceso de paz para región

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Ecuador, Rafael Correa, coincidieron hoy en la importancia del diálogo entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC para la paz en la región.

"Si queremos desarrollar nuestros pueblos con justicia, con equidad, necesitamos lograr esa paz", dijo el mandatario ecuatoriano durante la instalación del Segundo Encuentro Binacional de Gobierno entre Colombia y Ecuador en la localidad de Ipiales.

Por su parte, Santos agradeció a Correa por su apoyo al proceso de paz que su gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron hace un año en La Habana, Cuba, para acabar con el conflicto armado interno.

El jefe de Estado colombiano aseguró en esa ciudad fronteriza que su colega ecuatoriano ha estado desde el principio pendiente del diálogo de paz y "ha manifestado su disposición y su permanente apoyo a este proceso".

En la cumbre de Ipiales, 600 kilómetros al sur de Bogotá, Correa felicitó a Santos por los avances logrados en dos de los cinco puntos de la agenda de paz, sobre acceso a la tierra y participación política de eventuales guerrilleros desmovilizados.

"Te felicito en nombre de Ecuador y yo creo que hablo en nombre de la Patria Grande, al menos de todos los hombres y mujeres de buena voluntad de nuestra América Latina, por esos avances en el proceso de paz en Colombia", subrayó Correa.

A su turno, Santos le respondió a su homólogo que "siendo Ecuador un país tan importante en la región y un país vecino, pues el apoyo del presidente Correa es para nosotros especialmente importante".

La reunión es la segunda que se realiza con los ministros de las dos naciones, luego del restablecimiento del diálogo diplomático en 2010, afectado por la incursión militar colombiana a ese país para dar muerte al jefe guerrillero Raúl Reyes.

Correa reafirmó lo manifestado el sábado pasado por su canciller Ricardo Patiño, en el sentido de que "la mejor noticia para Latinoamérica sería la terminación del conflicto armado en Colombia", por lo que reiteró el apoyo al diálogo de paz.