Llega Tina Turner a los 74 años, tras solicitar cambio de nacionalidad

La cantante Tina Turner, considerada "La Reina del Rock", quien ha logrado vender más de 180 millones de discos en todo el mundo, celebrará este martes su cumpleaños 74, tras haber solicitado su cambio de nacionalidad.

La cantante, quien originalmente es estadunidense, pidió a la embajada de su país el cambió de nacionalidad para posteriormente convertirse en ciudadana radicada en Suiza, al argumentar que no tenía más vínculos que los familiares con dicho país y que no planeaba residir en Estados Unidos en el futuro.

"La Reina del Rock" quien es un símbolo universal de superación para las mujeres maltratadas, consolidó su relación amorosa con el productor alemán Erwin bach tras 27 años de relación, la boda tuvo lugar el pasado mes de julio mediante un ritual budista.

Anna Mae Bullock, por su nombre real, nació el 26 de noviembre de 1939 en Nutbush, Tennessee, fruto del matrimonio entre Zelma y Richard Bullock, un diácono de la iglesia bautista que la acercaría a los característicos coros gospel de ese credo.

A los 15 años vivió el divorcio de sus padres y junto con su hermana, y su padre se trasladó a Saint Louis, Missouri, donde conoció al artista Ike Turner, quien realizaba una gira por el sur de Estados Unidos con su espectáculo de rhythm & blues.

Tres años después la joven pidió a Turner, líder de Los Reyes del Ritmo, que le permitiera cantar a su lado, pero fue rechazada; sin embargo, su insistencia pudo más y en 1959 grabó "Little Ann".

Posteriormente, grabó "A fool in love" en sustitución de la cantante que había contratado Ike, ya que ésta no se presentó en el estudio; el tema se colocó entre las 30 piezas principales de dicho país, tras lo cual la joven cambió su nombre por el de Tina y la banda por el de Ike y Tina Turner Revue.

En 1962, la pareja de artistas contrajo matrimonio en Tijuana, Baja California (México) y para entonces ya esperaba un segundo hijo, pero la unión no fue válida porque él era casado.

En esa época, la agrupación inició su cosecha de éxitos; en 1966 fueron teloneros de The Rolling Stones y a finales de la década grabaron con Phil Spector "River deep mountain high", considerado por éste productor como uno de sus mejores trabajos, aunque el disco fue un fracaso.

En 1971, el conjunto realizó una versión de "Proud Mary", éxito de Creedence Clearwater Revival, y alcanzó la cuarta posición en las carteleras musicales estadunidenses.

Pese a la gran popularidad, el matrimonio Turner se deterioró y ella vivió una ola de violencia doméstica, ya que las agresiones de Ike se hicieron cada vez más presentes.

Este conflictivo periodo fue mostrado en la autobiografía "I, Tina" y en el filme "What's love got to do with it", obra de Brian Gibson.

Disuelta la relación, la cantante inició en 1974 su carrera como solista y de inmediato participó en la película "Tommy", una ópera rock de la banda The Who, en la que interpretó a "La reina ácida".

Un nuevo camino se le abrió con la firma de un contrato con United Artists, casa productora con la cual editó varios álbumes; sin embargo, el éxito no le volvió a sonreír tan fácilmente.

Tras sortear tiempos difíciles, en los que debió actuar en cabarets y precarios locales nocturnos, e incluso se vio obligada a recurrir a la ayuda social, la intérprete conoció al australiano Roger Davis, quien recuperó, rediseñó y relanzó su imagen.

A principios de los años 80 Tina volvió a los escenarios, abrió los conciertos de The Rolling Stones y Rod Stewart, y grabó junto con Heaven 17 una versión de "Ball of confusion"; fue tal el éxito que de inmediato surgió un contrato con Capitol.

En 1984, el sencillo "What's love got to do with it", incluido en el disco "Private dancer", vendió 11 millones de copias en todo el mundo, ocupando durante tres semanas el primer lugar en las listas de popularidad.

"Better be good to me" y el tema homónimo del material disfrutaron también de la fama alcanzada en el Top Ten estadunidense, lo que se tradujo en tres Premios Grammy.

El éxito continuó en el siguiente año y la artista se mantuvo en los "charts" gracias al tema "We don´t need another hero", corte principal del largometraje "Mad Max", protagonizado por Mel Gibson.

En 1986 consagró un trienio célebre con el álbum "Break every rule", producido por Mark Knopfler, guitarrista de Dire Straits, al que se le sumó la exitosa recopilación "Simply the best".

En los años siguientes, Turner lanzó una serie de discos de modesto éxito, "Foreign affair" y "Wildest dreams", y continuó cantando junto con artistas de la talla de Mick Jagger (The Rolling Stones), Bryan Adams, Rod Stewart, Elton John, David Bowie y Eric Clapton.

En 1991 vio reconocida una vez más su trayectoria artística, al ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll, al lado de su antiguo compañero Ike Turner.

Tres años más tarde decidió mudarse a Suiza, y en 1999 lanzó "Twenty four seven", producido por Brian Rawlings y Mark Taylor, que logró vender más de un millón de copias, ganó Disco de Platino en dicho país, doble Disco de Oro en Reino Unido y otro Platino en Dinamarca.

En 2000, la promoción "en directo" del álbum estuvo acompañada del anuncio de su retiro de los escenarios, la cual se extendió entre marzo y diciembre por diversos países.

Tras cuatro años de aparente descanso, Turner ofreció, el 27 de noviembre de 2004, un espectáculo en Suiza, un día después de su cumpleaños número 65, y prometió una nueva recopilación, "All the best", con tres temas inéditos.

La intérprete de soul, blues y rock también trabajó en la película "The goddess", de Ismail Merchant, en la que dio vida a la diosa india "Shakti".

El 3 de noviembre de 2005 fue acreedora a una estatuilla en los premios "Mujer del Año", durante su edición número 50 con sede en Londres, Inglaterra; ahí, la cantante recibió la presea "Nueva Mujer del Año", por su contribución perdurable a la música en el mundo.

Asimismo, en mayo de ese año, grabó el tema "Teach me again", escrito por Sugar Elisa, que se hizo como contribución a la campaña altruista "All the invisible children" del Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF).

La cantante, quien con la satisfacción de sumar un premio más a su carrera, recibió en 2012 un reconocimiento por parte del Salón de la Fama, este honor se le concedió por su exitoso tema de los años 80, "What's love got to do with it".