Prohíben las FARC celebrar misas en zona de conflicto colombiana

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) prohibieron a los sacerdotes católicos celebrar misas en el departamento de Putumayo, fronterizo con Ecuador, informó hoy la edición digital del diario El Tiempo.

En declaraciones al periódico colombiano, el secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia, Pedro Mercado, pidió garantías al Estado para poder ejercer la misión pastoral.

"Miramos con preocupación los problemas de seguridad de nuestros sacerdotes y obispos, que impiden la libertad para predicar la palabra de Dios", dijo Mercado, quien también denunció amenazas contra seis clérigos en el sureño Putumayo.

El matutino aseguró que, aunque durante la historia del conflicto armado han sido constantes las hostilidades de la guerrilla y otros grupos, el episcopado colombiano denunció que esta problemática se incrementó en los últimos meses.

"Estamos muy preocupados porque imaginábamos que, de cara al proceso de paz, la presión de las FARC iba a disminuir; pero no, al contrario se ha hecho más fuerte", sostuvo Mercado.

El grupo insurgente inició hace un año negociaciones con el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos, en Cuba, para buscar una salida a un conflicto armado interno que deja cientos de miles de muertos y desplazados.

Mercado aseguró que la iglesia Católica observa con "preocupación" los problemas de seguridad de los sacerdotes y obispos que, según dijo, "impiden la libertad para predicar la palabra de Dios" en esa región del sur de Colombia.

La diócesis del Putumayo denunció que, a través de panfletos que llegan a las parroquias, se les informa a todos los religiosos que deben salir de la zona, "cerrar todas las capillas, no celebrar (misas) ni predicar".