Mantiene oposición tailandesa protesta en Bangkok

Manifestantes tailandeses realizaron hoy 13 distintas manifestaciones en la capital Bangkok, en demanda de la renuncia de la primera ministra Yingluck Shinawatra, quien por su parte descartó su salida del poder.

Se trató del segundo día de manifestaciones multitudinarias en la capital tailandesa, cuyos participantes este lunes fueron a las oficinas centrales del ejército y la policía, el ministerio de Finanzas, la oficina de Presupuesto y canales de televisión.

Suthep Thaugsuban, líder de las protestas, pidió a los manifestantes que ingresaran a las oficinas públicas, dieran flores a los oficinistas y se sentaran junto a ellos, sin dañar la propiedad gubernamental que es pagada por los contribuyentes, reportó The Bangkok Post.

Si el gobierno no cede, ocuparemos todas las oficinas de los ministerios, dijo Suthep quien también advirtió a los manifestantes que evitaran cualquier incitación a la violencia.

Las protestas van contra un decreto de amnistía que fue rechazado por el Senado tailandés a principios de este mes, y que se cuestiona que de ser aprobado permitiría el regreso al país de Thaksin Shinawatra, hermano de la actual jefa de gobierno.

El ex primer ministro gobernó de febrero de 2001 a septiembre de 2006, cuando fue derrocado y en 2010 se exilió en Reino Unido, donde se ha dedicado a sus negocios personales.

Thaksin es acusado de corrupción y el proyecto de amnistía le permitiría ser absuelto de los delitos por los que fue condenado en ausencia y regresar a Tailandia, aunque su caso sería sólo uno de los 25 mil 331 que cubriría el ordenamiento legal.

De acuerdo a The Bangkok Post, los manifestantes han rodeado en total 13 oficinas públicas y de medios de información sin mayores incidentes, y en algunos lugares los propios oficinistas ondearon la bandera tailandesa en señal de bienvenida.

Por su parte Yingluck, tras reunirse con su gabinete la mañana de este lunes, señaló a la prensa que no va a renunciar ni adelantará las elecciones.

A su vez miembros de los llamados "camisas rojas", que apoyan al gobierno, comenzaron a reunirse y anunciaron que otros muchos llegarán a Bangkok procedentes de diversos puntos del país, a fin de manifestarse a favor de Yinggluck.