Celebra obispo acuerdo para inicio de clases en Chiapas

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel celebró el acuerdo entre maestros y autoridades de Chiapas para iniciar clases este lunes, y reconoció la importancia de proteger los derechos de los profesores, pero también la de no dejar a los niños sin clases.

Al respecto, el prelado recordó que la educación es la base del desarrollo integral y pidió buscar la forma de recuperar las horas-clase que no se han impartido.

Entrevistado en la Catedral de la Diócesis, comentó que el diálogo será siempre el camino para solucionar los conflictos.

"Sin afectar a los ciudadanos que nada pueden hacer en la solución de los recurrentes problemas sociales, pues la justicia social implica respetar y defender a toda la sociedad, y no sólo a un sector de la misma", dijo.

Sobre los acuerdos, subrayó que el artículo 3 Constitucional garantiza que la educación pública será gratuita, "la responsabilidad de dar mantenimiento a las instalaciones educativas es del gobierno, pues para ello recauda nuestros impuestos".

También apuntó que los padres de familia tienen derecho a una mayor gestión en la educación, como dice la reforma, pero aclaró que esa gestión no se puede reducir a solicitar recursos e implementos ante los tres niveles de gobierno.

"Debería incluir el derecho de revisar y mejorar los contenidos de los libros de texto, pues ellos son los primeros responsables de la educación de sus hijos", puntualizó.

Comentó que el Estado, las iglesias y las instituciones políticas no son dueños de la educación, sino que son sólo apoyos de los padres de familia, "por tanto, no deben imponer arbitrariamente un estilo educativo sin tomar en cuenta a los padres de familia".

Finalmente, monseñor Felipe Arizmendi recordó que los obispos de México ofrecieron hace poco unas reflexiones y orientaciones sobre la educación, tituladas "Educar para una Nueva Sociedad" en las que hacen 10 propuestas, y pidió tomarlas en cuenta para tener una mejor educación en el país.