Adolece atención a las mujeres ciclo incompleto en Q.Roo

La creación de Centros de Justicia para Mujeres y el uso del Protocolo para juzgar con perspectiva de género son dos acciones imprescindibles para mejorar la atención de las mujeres que viven violencia en Quintana Roo, consideró María Rosa Ochoa Ávila.

La encargada del área de comunicación y difusión del Observatorio de Violencia Social y de Género en Benito Juárez añadió que es también necesario establecer medidas que restrinjan la violencia contra la mujer y eviten así su incremento en la entidad.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer que se conmemora este 25 de noviembre, el organismo dio a conocer los resultados de su más reciente estudio.

Indicó que con ello pretende llamar la atención sobre la pertinencia de la implementación de estas acciones, ante el estado que guarda la atención a la mujer que vive violencia en Quintana Roo.

El documento precisó que, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2011, se registró en Quintana Roo un aumento de 5.9 por ciento en las mujeres, de 15 años de edad en adelante, que manifiestan haber sufrido violencia por parte de su pareja (2006-2011).

Esto significa que dos de cada cinco mujeres en la entidad han tenido por lo menos un incidente de violencia en el último año.

La violencia que viven estas mujeres, según la Endireh, es de índole diversa; siendo la más alta, la emocional con 84.9 por ciento, seguida por la económica, con 45 por ciento, la física, con 20.2 por ciento y la sexual, con 9.2 por ciento.

El documento precisa que la suma de estos porcentajes no es de 100 por ciento, debido a que cada mujer pudo haber vivido más de un tipo de violencia.

Por su parte, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud con base en datos del Sistema Único de Información para la Vigilancia Epidemiológica (Suive), en 2011, reportó una tasa de incidencia de 196.9, por cada 100 mil mujeres, atendidas por problemas relacionados a la violencia familiar.

Asimismo, el reporte revela la brecha existente entre los casos de violencia reportados y las sentencias dictadas en contra de los agresores, pues de acuerdo con las 127 mil 554 mujeres que manifestaron haber vivido por lo menos un incidente de violencia, sólo existen mil 859 averiguaciones previas registradas (Endireh).

En este mismo sentido, en el mismo reporte que el organismo entregó indica que la Secretaría de Salud a través del Suive, reportó mil 352 casos de violencia familiar, mientras que por ese mismo delito sólo existieron 53 personas ingresadas en los Centros Penitenciarios, 12 sentenciados registrados y únicamente se dieron 6 sentencias condenatorias, según la Estadística Judicial en Materia Penal (Inegi).

En ese sentido, Ochoa Ávila precisa que lamentablemente la violencia familiar no es considerada delito grave por lo que permite la conmutación de la pena por multa.

Asimismo, dijo que a esta situación se suma que Quintana Roo es uno de los 10 estados del país que todavía no se adhiere al Programa de Prioridad Nacional de Acceso a la Justicia para las Mujeres, que recomienda la instalación de Centros de justicia para Mujeres en México.

"De no tomarse las acciones recomendadas por este programa, es de esperarse que los índices de violencia contra la mujer continúen en aumento", advirtió.