Ofrecen Los Fabulosos Cadillacs concierto en el Foro Sol

Con un gran espectáculo, la banda argentina Los Fabulosos Cadillacs volvió a conquistar a sus fans mexicanos, en el primer concierto que ofrecieron en esta capital, donde tuvieron como invitados a Roco y Rubén Albarrán.

La euforia se desató cuando Vicentico, líder y vocalista del grupo, anunció al cantante de Café Tacvba, con quien interpretó a dueto "Vasos vacíos", la cual fue coreada de principio a fin por los miles de asistentes; "nuestro Rubencito", le llamó el argentino.

Roco, de Maldita Vecindad, también acompañó a los Cadillacs con "Calaveras y diablitos", con una mezcla de algunas estrofas del tema "Paz y baile", que puso a bailar a la concurrencia.

Los fuegos artificiales fueron el preámbulo para la aparición del grupo argentino, considerado uno de los más importantes y referentes del rock latinoamericano, que con el coro de "oh, oh, oh", comenzó la emoción de la gente y entonó "Yo no me sentaría en tu mesa".

El ambiente y el ánimo iba en aumento con "La luz del ritmo", "El muerto" y "Demasiada presión", que fue cuando Vicentico pidió que lloviera.

"Hola amigos y amigas. Gracias, vamos a pedir por el agua, por la lluvia que nos cure; vamos a bailar hasta que se nuble, hasta llenar, hasta que la lluvia sea lo mismo que nuestras lágrimas y nos limpien el corazón. ¿Vamos a bailar? Todos arriba", indicó.

Pero aún faltaba escuchar "El aguijón", "Los condenaditos", que tuvo en la guitarra a "Papu", como dijo Vicentico, además de "El genio del Dub" y "Gallo rojo".

El ritmo de cumbia al estilo Cadillacs puso a bailar a los 50 mil asistentes con "Padre nuestro", para después desatar nuevamente la euforia con "El león Santillán", "Carnaval toda la vida" y "Carmela".

Otro de los invitados fue Dr. Alderete, quien dibujó en las pantallas gigantes a Ernesto Sábato y Astor Piazzolla, como un homenaje. Sin duda otros éxitos que pusieron a bailar y cantar a ritmo de los Fabulosos fueron "Mal bicho" y "Matador" con las cuales se despidieron con ovaciones.

Pero regresaron minutos después al escenario para tocar "Guns of brixton", un cover a The Clash. Coreadas por cada uno de los presentes continuaron con "Siguiendo la luna", "El satánico doctor Cadillac" y nuevamente la emblemática "Yo no me sentaría en tu mesa", con la cual cerraron una noche y decir "Gracias México".