Cautiva canto de Diego García a mexicanos

El cantautor estadounidense Diego García cumplió su promesa de cautivar a cerca de 500 personas en el Lunario del Auditorio Nacional, al atrapar la atención de los testigos del lanzamiento de su disco "Paradise", no sin antes dar oportunidad a la banda mexicana RedLion de abrir su recital.

En punto de las 21:00 horas dio inicio la aventura musical de RedLion, cuyo estilo retro y guiños a The Doors, Red Hot Chili Peppers y Pearl Jam atrapó el gusto de los asistentes al lanzamiento de Diego García, calentando de esta forma el foro ante el intenso frío que se dejó sentir en las inmediaciones del Lunario.

Treinta minutos bastaron para que los integrantes de RedLion: Erich, Cristian, Alejandro, Cri, Ramón y Santiago enamoraran con su propuesta en inglés a los amantes de la música que se dieron cita para escuchar al ex vocalista de la banda neoyorkina Elefant.

El tiempo pasó y la hora de Diego García llegó. Agradeció la presencia de sus seguidores, no sólo en el foro del Auditorio Nacional -que en esos momentos se encontraba abarrotado por Yuri y Lupita D´Alessio- sino también a través de las redes sociales al subir fotografías de su llegada al coloso del Paseo de la Reforma y del soundcheck.

En una atmósfera completamente romántica, marcada por el fino sonido de su guitarra y el contagioso estilo flamenco con el que empezó la noche, arrancó el aplauso y grito de sus seguidores mexicanos.

Compartió con los espectadores el verdadero motivo del más reciente material discográfico y que lo llevó a lanzarlo en México: fue el hecho de rendir homenaje a las grandes figuras latinas de los años 70 que escuchaban sus padres y que marcaron su amor a la música en la infancia, como Sandro, Leonardo Favio, Camilo Sesto y Roberto Carlos, entre otros.

Diego García deleitó a los presentes con temas como: "Sunnier days", sencillo punta de lanza de "Paradise", así cómo: "Start with the end", "Tell me", "My heart is an island", "My everything", "Thoughts of you", "She dances", "Warm winter day", "Darling please" y "Dónde estás", esta última en español.

Fue una velada corta pero satisfactoria para quienes aprovecharon para saciar su hambre y sed con platillos y bebidas, especialmente el sabor de la cerveza.