Fue Scott Joplin pionero de la música afroamericana

Considerado el "rey del ragtime", estilo clásico, antecedente del jazz, el músico estadounidense Scott Joplin, a quien se recuerda mañana en el 145 aniversario de su natalicio, destacó en el mundo por ser uno de los pioneros de la música afroamericana.

Su legado musical sigue vigente, muestra de ello es que la Fundación Internacional Scott Joplin Ragtime, que año tras año organiza un festival, en Sedalia, Misuri, dedicado a este género.

Joplin nació Texarkana, Texas, el 24 de noviembre de 1868, fue el segundo de seis hijos, cuyos padres, Florence Givins (cantante e intérprete de banjo) y Giles Joplin (antiguo esclavo y violinista), se dedicaron a la música.

De acuerdo con la biografía del músico publicada en el portal de Internet "scottjoplin.org" cuando todavía era un niño, su familia dejó la granja en la que su padre trabajó como obrero y se mudaron a la ciudad de Texarkana, ubicada en la frontera entre Texas y Arkansas.

Debido a su cercanía con la música a muy temprana edad demostró tener facultades para crearla, por lo que a los 11 años tuvo sus primeras clases con el músico alemán Julius Weiss, quien le enseñó armonía de la misma manera que se hacía en Europa.

Tras la muerte de su madre, en 1882, Scott entró en una profunda depresión que lo alejó de su familia, y tras la presión de su padre para que aprendiese un oficio, abandonó su hogar para emprender una vida fuera de Texas.

Encontró un hogar en el Valle de Mississippi y trabajó como pianista en bares y prostíbulos, lugar donde eran contratados los músicos afroamericanos y gracias a la compañía de distintos músicos, Joplin adquirió nuevos ritmos e inspiración melódica.

En 1885 conoció a Tom Turpin, Arthur Marshall y Louis Chauvin, pioneros del "ragtime", ritmo que nació a finales del siglo XIX y que era derivado de la marcha, caracterizado por una melodía sincopada, que causó gran influencia en el jazz.

Posteriormente, Joplin ingresó a la Universidad de George Smith, la cual sólo admitía a alumnos negros y donde retomó sus estudios de armonía y composición con la finalidad de hacer carrera como concertista de piano y compositor de música clásica.

Con más estudios musicales y experiencia rítmica, Joplin se presentó en 1893 con una orquesta propia en la que tocaba el piano y corneta, en la World´s Columbian Exposition de Chicago.

Sus primeras canciones publicadas le trajeron relativa fama, y en 1900 se trasladó a St. Louis para trabajar más de cerca con el editor musical John Stark, de acuerdo con información de la Enciclopedia Británica.

A principios del siglo XX en Estados Unidos existía un panorama de racismo por lo que Joplin representó un artista que luchaba por buscar a través de la música expandir la cultura y la presencia de los marginados.

En 1902 compuso el "Ragtime Dance", un ballet de 20 minutos con narración incluida, que tomaba como base los bailes de la sociedad afroamericana de aquel momento.

Ante tal arrebato, la sociedad conservadora estadounidense presionó tanto a su editor musical que éste no tuvo más remedio que negarse a publicar su primera ópera "A Guest of Honor", por lo cual ésta se estrenó hasta el 18 de febrero de 1903.

En 1911 escribió la ópera "Treemonisha", obra con la que experimentó la técnica del Bel canto, la cual fue estrenada en 1915 en una versión en concierto, sin arreglos.

En 1916, Joplin cayó en los efectos físicos y mentales devastadores de la sífilis terciaria, una enfermedad que probablemente había contraído casi dos décadas por lo que finalmente tuvo que ser hospitalizado. Murió el 1 de abril de 1917.

En el momento de su muerte, fue casi olvidado ya que el interés por el ragtime se estaba desvaneciendo, pero Joplin nunca cayó totalmente en el olvido, su "Maple Leaf Rag" sigue siendo influencia en las nuevas generaciones de músicos.