Incierto si se extenderá el diálogo nuclear con potencias: Irán

El viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Seyyed Abbas Araqchi, admitió hoy que es incierto saber si las negociaciones entre potencias y Teherán sobre el programa nuclear iraní terminarán este sábado o se extenderán mañana domingo.

"Intensas y difíciles negociaciones están en marcha, y las discusiones ahora se centran más en las palabras y el balance de las partes sobre los pasos a seguir", dijo Abbas a la prensa iraní, al salir de una de las reuniones que se llevan a cabo en Ginebra.

El funcionario iraní precisó que "no está claro si vamos a llegar a un acuerdo esta noche" del sábado.

Irán comenzó el miércoles su tercera ronda de negociaciones con las potencias que forman el grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania).

El proceso está encabezado por la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, y el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif.

La ronda de conversaciones debía terminar el viernes, pero fue extendida hasta el sábado por la presencia en Ginebra de los cancilleres del G5+1 quienes han sostenido diversas reuniones a puerta cerrada durante el transcurso del día .

La llegada de los responsables diplomáticos aumentó las esperanzas de que se logre un acuerdo que ponga fin a la disputa sobre el programa nuclear del país islámico que, de proponérselo, podría fabricar una bomba atómica en menos de un año.

"Los ministros de Exteriores de los seis países van a tener una reunión juntos (...) Después de ese encuentro decidiremos sobre la continuación de las negociaciones", añadió Araqchi.

Participan en la mesa de negociación el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry; el canciller francés, Laurent Fabius; de Rusia, Serguéi Lavrov; de Reino Unido, William Hague; de China, Wang Yi, y el ministro de Asunto Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle.

Las conversaciones del sábado están destinadas a reducir las diferencias que persisten y lograr un acuerdo nuclear preliminar, para dar paso a un tratado comprehensivo y a largo plazo.

Durante la segunda ronda sostenida a principios de noviembre en Ginebra, las dos partes llegaron muy cerca de un acuerdo, que no llegó a materializarse debido a la oposición de Francia, en apoyo al régimen israelí.