Promueven aprovechamiento sustentable de fauna en Yucatán

Las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre son una opción real para el aprovechamiento de la fauna y la diversificación de la economía de las zonas rurales de la entidad, a 16 años de arrancar ese plan en México.

En 1997 se creó el Sistema Nacional de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (SUMA), bajo la responsabilidad de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Mediante el SUMA se pusieron en marcha las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAs), espacios de promoción de esquemas alternativos de producción compatibles con la conservación de la vida silvestre.

Para llevar al cabo el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre, extractivo y no extractivo, cada UMA debe contar con un Plan de Manejo aprobado por la propia Semarnat en donde se describen y programan las actividades de manejo.

De su creación a la fecha hay registradas en Yucatán 298 UMAs y predios o instalaciones que manejan vida silvestre de manera confinada.

Según datos de la delegación de la Semarnat, 201 son UMAs bajo manejo de tipo intensivo, correspondiendo 125 a la modalidad de criaderos de fauna, mismos que abarcan una superficie de seis mil 317 hectáreas.

La especie más solicitada es el venado cola blanca, que hoy se cría en unas 86 unidades con fines de aprovechamiento.

Asimismo, hay lugares donde se reproducen ejemplares de pecarí de collar, tepezcuintle, hocofaisán, loros, guacamayas, mono araña, cocodrilo moreletti, boas e iguana yucateca.

En la modalidad de viveros y jardines botánicos se tienen registrados 76 predios con una superficie de 824 hectáreas para la producción de palmas kuka, despeinada, chít, real, orquídeas y cedro rojo, enlistadas en alguna categoría de riesgo según la NOM-059-SEMARNAT-2010.

El otro tipo de UMA corresponde al manejo de las poblaciones en vida libre y del hábitat, conocidas también como extensivas, la entidad cuenta con 97 que cubren una superficie de 268 mil 18 hectáreas.

Se trata de 88 unidades enfocadas al manejo de fauna también con el venado cola blanca, pecarí de collar, venado temazate o yucateco, paloma de alas blancas, codorniz yucateca, tepezcuintle y pavo celado entre otras especies bajo manejo y aprovechamiento.

También en este rubro hay dos dedicadas para cedro rojo, seis para ecoturismo y una para conservación del flamenco rosa.

De acuerdo con la Semarnat, el crecimiento en la presencia y la diversificación de las UMA en Yucatán indican que se trata de un programa viable, pero que como la mayoría de las medidas relacionadas con el campo y en especial con el aprovechamiento de la fauna silvestre son acciones que no se consolidan a mediano y largo plazos.