Alentador resultado del PIB al tercer trimestre: Banxico

El dato de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país en el tercer trimestre del año es alentador y sería el inicio del repunte de la economía mexicana, expresó el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

En la presentación del Reporte sobre el Sistema Financiero, comentó que si bien hay una desaceleración económica, las cifras del PIB, publicadas por el INEGI, fueron positivas porque no hubo un segundo trimestre consecutivo negativo.

"Esperemos que este sea ya el inicio de un repunte que se ve en la economía mexicana a un intervalo más razonable, de 3.0 a 4.0 por ciento, como lo indicó el Banco de México en su último reporte de inflación", dijo en conferencia de prensa.

El banquero central señaló que el ajuste a la baja en los estimados de crecimiento por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a una tasa de 1.3 por ciento para 2013, está en línea con el consenso del mercado y "también cabe dentro del intervalo que el Banxico dio en su informe de inflación, de un crecimiento de 1.9 y 1.4 por ciento".

La víspera, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó que en el tercer trimestre del año, el PIB creció 1.3 por ciento a tasa anual, por arriba de las expectativas del mercado, en tanto que de manera desestacionalizada, el PIB de México creció 0.84 por ciento, después de una caída de 0.5 en los tres meses antes.

Agregó que aunque hay mejores expectativas de crecimiento económico para el país prevalecen los riesgos tanto a nivel nacional como internacional, como el retiro de estímulos económicos por parte de la Reserva Federal, así como un recrudecimiento de la situación en Europa, mientras que a nivel local el crecimiento derivado de las reformas estructurales podría no se materializarse.

Carstens Carstens también advirtió que la banca comercial se encuentra sana, aun cuando ha enfrentado choques muy particulares que afectaron la colocación de crédito, como el sector construcción, aunque esto no afectó la cartera total, por lo que resaltó que "el crédito sigue creciendo a buenas tasas a pesar de la desaceleración".

El gobernador del Banxico advirtió que en crédito al consumo hubo un incremento en el índice de morosidad, con un aumento importante en el retraso o incumplimiento de pagos en los créditos de nóminas, personales y de tarjetas de crédito.

"En buena medida, eso también responde a la alta tasa de crecimiento de estos créditos, y realmente lo que hemos venido viendo es un ajuste en la velocidad de estos créditos", aunque confió en que será un tema que tenderá a estabilizarse.

Sin embargo, advirtió que "mientras más tarjetas haya o haya un crecimiento muy importante en el número de tarjetahabientes que tienen más de una tarjeta es una señal de alarma, porque es posible que se esté contratando una tarjeta para pagar la otra y eso se vuelve un factor que podría indicar problemas".

Por otro lado, rechazó que existan riesgos tanto en el sector de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) como en el sector asegurador, el cual ya tiene una aportación superior al 2.0 por ciento del PIB.