En riesgo de desnutrición aguda 1.5 millones de niños filipinos: ONU

Alrededor de 1.5 millones de niños en Filipinas podrían sufrir desnutrición aguda y unas 800 mil mujeres embarazadas o lactantes requieren de asistencia nutricional adicional a consecuencia del tifón Haiyán, alertó hoy la ONU.

En conferencia de prensa, la coordinadora de Naciones Unidas (ONU) para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, indicó que en total unos cinco millones de niños de Filipinas fueron afectados por el tifón.

Destacó que las mujeres y los niños se encuentran en mayor riesgo de ser olvidados en las labores de rescate, además de que en situaciones de emergencia ambos sectores son más vulnerables al abuso y la explotación.

Tras realizar una visita a Filipinas, Amos precisó que, de acuerdo con el gobierno de Manila, la cifra de muertos a consecuencia de Haiyán supera los cinco mil 200.

Explicó que Haiyán, uno de los tifones más grandes en la historia, afectó un área de 57 mil kilómetros cuadrados, donde habitan 18 millones de personas, esparcidas en cinco islas grandes y numerosas de menor tamaño.

"Filipinas tiene uno de los mejores sistemas de manejo de desastres en el mundo, pero la enorme escala de este tifón y la tormenta que lo acompañó en muchos sitios bastan para poner a prueba a cualquier país", opinó la funcionaria de la ONU.

Informó que la respuesta internacional ha sido favorable, pero que hace falta redoblar los esfuerzos debido a que el fondo de desastre para ese país ha sido financiado sólo en 40 por ciento de los más de 300 millones de dólares necesarios para las labores de emergencia.

Subrayó que la comida, agua potable y refugio continúan siendo las prioridades, ya que un gran número de personas siguen expuestas a las inclemencias del tiempo y la temporada de tifones aún no ha finalizado.