Fue André Malraux un crítico de la cultura occidental

El narrador, ensayista, historiador y político francés André Malraux es recordado, a 37 años de su muerte, como uno de los escritores y críticos más importantes de la cultura del siglo XX.

André Malraux-Georges nació el 3 de noviembre de 1901, en el seno de una familia acomodada, compuesta por sus padres, Fernand Malraux y Berthe Lamy, quienes se divorciaron cuatro años después.

La separación de sus padres lo llevó a mudarse con su abuela materna Adrienne Lamy, quien dirigía una tienda de víveres, de acuerdo con la biografía publicada en el portal de Internet "malraux.org".

En 1915 comenzó con sus estudios en el College Street Turbigo, donde realizó lecturas de diversos y reconocidos autores. Tres años más tarde abandonó la escuela, pero continuó asistiendo a librerías, bibliotecas, museos, teatros y cines.

Asistía regularmente al Museo Guimet, donde descubrió los textos de la India, como el "Mahabharata", el "Ramayana" y "los Vedas", así como de literatura budista y de la sabiduría China.

Malraux se formó intelectualmente fuera de las escuelas, pues tenía una capacidad excepcional de síntesis y un gusto natural por la cultura, la literatura y la filosofía, en particular por el pensamiento de Oriente, pues siempre mantuvo una postura crítica hacia el occidental.

Hacia 1919, siguió obras de René-Louis Doyon y Montmartre, para un año más tarde publicar su primer artículo "Los orígenes de la poesía cubista". En 1921 contrajo matrimonio con Clara Goldschmidt, quien lo acompañó en su viaje por varios países de Europa.

Ese mismo periodo publicó "Lunas de papel", ilustrado por Fernand Léger. Luego dejó Francia para buscar el templo del imperio Khmer, conocido como Banteay Srei, en la selva de Camboya, que descubrió leyendo un boletín arqueológico, de acuerdo con el portal del Colegio Peruano "andremalraux.edu.pe".

Fue detenido en Phnom Penh y sentenciado a tres años de prisión, pero su esposa consiguió el apoyo de 27 intelectuales parisinos, para firmar una petición que le permitiera evadir la reclusión.

En este periodo publicó dos obras "Entretenimiento" y "Triunfo". Hacia 1925, André y Clara visitaron Saigon, Marsella, Colombo, Singapur e Indochina, de donde se inspiró para publicar 29 artículos en el periódico de corte crítico que fundó junto al abogado Paul Monin, "Indochina", después censurado y renombrado como "Indochina encadenada".

También desarrolló la prosa narrativa a través de relatos surrealistas, de aventura, y metafísica, que publicó en el periódico, como "La expedición de Ispahán".

Al regresar a Francia, en 1928, publicó "La tentación de Occidente", donde plasmó sus reflexiones sobre el lejano oriente, así como su primera novela acerca de Asia, "Los conquistadores".

Le siguieron "El camino real", una alteración romántica de su excursión a la selva, y "La condición humana", que le llevó al galardón del Prix Goncourt de literatura en 1933.

Participó en viajes arqueológicos a Afganistán e Irán, y fundó la Asociación de Escritores en Defensa de la Cultura. En España, se unió a las Fuerzas Republicanas para defender el sistema democrático, víctima del golpe militar de Franco. En 1937 publicó "L'Espoir", una novela acerca de la Guerra Civil.

Dos años más tarde, su película "Sierra de Teruel" comenzó a rodarse en España y Francia, no obstante se prohibió durante la Segunda Guerra Mundial, hasta 1945, año en que se proyectó bajo el nombre de "New hope".

Al iniciar la Segunda Guerra Mundial, el escritor se unió al ejército francés, y después a las fuerzas de la Resistencia. En 1944, la estación de policía secreta Gestapo lo hizo preso, y destruyó el escrito "Lucha con el ángel", e intentaron ejecutarlo, pero fue rescatado por la Resistencia, y escapó con su esposa a la Costa Azul.

De 1945 a 1946, sirvió como Ministro de Información de Charles de Gaulle dentro del gobierno francés, que volvió a ocupar en 1958, para después convertirse en miembro del Ministerio de Cultura de 1960 a 1969.

En 1951, publicó su escrito más importante acerca del arte, "Las voces del silencio", donde exteriorizó su postura contra el determinismo, de acuerdo con el sitio "biografiasyvidas.com".

Asimismo, dedicó tres volúmenes a "Los museos imaginarios de la escultura mundial" y publicó la primera parte de su gran epopeya de las artes: "La metamorfosis de los dioses", así como las obras "Antimemorias", "La cabeza de obsidiana" y "Lázaro", además de ensayos autobiográficos, la segunda y tercera parte de "La metamorfosis de los dioses".

En 1977, apareció "El hombre precario y la literatura", único escrito dedicado a la creación literaria, una recapitulación de distintos prólogos y artículos. André Malraux escribió hasta su muerte, registrada el 23 de noviembre de 1976.