Expresa Costa Rica beneplácito por pronunciamiento de la CIJ

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, expresó hoy su beneplácito por las nuevas medidas cautelares que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó hoy en el diferendo territorial que mantiene con Nicaragua.

En conferencia de prensa ofrecida en un aeropuerto en el sector noroccidental capitalino, la mandataria consideró que se trata de un éxito considerable de la diplomacia costarricense, tras conocer el pronunciamiento de la corte de La haya.

La CIJ anunció este viernes nuevas medidas cautelares contra Nicaragua por la apertura de dos nuevos canales en el territorio en litigio, a solicitud de Costa Rica.

Ambos países mantienen un diferendo limítrofe por 2.5 kilómetros cuadrados de humedales conocido como Harbord Head en Nicaragua y Laguna Portillo en Costa Rica.

Nicaragua deberá garantizar la retirada de su personal civil, de policía o seguridad en la zona en litigio y deberá abstenerse de toda actividad de dragado en los dos canales abiertos en fecha reciente y retirar la maquinaria emplazada en el lugar, según las medidas de la corte.

La CIJ también ordenó al gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega rellenar el caño oriental en dos semanas a partir de este viernes e informar a la Corte sobre la finalización de la obra con pruebas fotográficas.

"De acuerdo con lo que los jueces han dado a conocer, nos sentimos sumamente satisfechos", ya que "no hay la menor duda de que el Derecho le respondió a Costa Rica como Costa Rica esperaba que nos respondiera, es decir, con justicia", aseguró Chinchilla.

"El día de hoy (...) pudimos escuchar la resolución que finalmente dictó la Corte Internacional de Justicia en relación con la solicitud de medidas cautelares adicionales", indicó la presidenta antes de viajar fuera de San José para una serie de actividades oficiales.

La solicitud fue "presentada por Costa Rica ante la evidente y flagrante violación que Nicaragua había vuelto a hacer del territorio costarricense y en particular de la zona que estaba siendo ya, de por sí, sometida a las medidas cautelares del año 2011", explicó.

Lo ordenado este viernes por la CIJ contiene "conclusiones que a nosotros también nos satisfacen enormemente", ya que "se afirma, en todos sus extremos, la vigencia de las medidas cautelares del año 2011", subrayó.

Chinchilla aludió así a las medidas ordenadas en 2011 para la zona en disputa, a raíz de denunciadas de violaciones de parte de Nicaragua a lo dispuesto en 2011 por la CIJ, incluida la obligación de las partes de no incursionar en el área.

El pedido de medidas cautelares "no habría sucedido si, efectivamente, Nicaragua -tal y como lo ha hecho Costa Rica-, simple y sencillamente se hubiera limitado a acatar el Derecho Internacional", dijo Chinchilla.

"La Corte le recuerda a Nicaragua que hay unas medidas cautelares vigentes y que tiene la obligación de observarlas y de cumplirlas", dijo.

"Lo mismo le recuerda a Costa Rica, pero Costa Rica ha venido cumpliendo con ellas", argumentó la jefa de Estado.

El pronunciamiento de este viernes de la CIJ "es un gran éxito para la diplomacia costarricense", reiteró la presidenta tras agregar que "es, sobre todo un gran éxito a la forma y la vía costarricense de hacer las cosas".