Recuerdan a Kennedy a 50 años de ser asesinado

A 50 años de la muerte del presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, siguen decenas de teorías sobre una conspiración para asesinarlo y es un tema que mantiene vivo el interés de los estadunidenses.

"Lo que sucedió ese viernes (22 de noviembre de 1963) en Dallas permanece tan impactante como incomprensible", consideró hoy el periódico The Washington Post en una sección especial dedicada al asesinato del entonces mandatario.

Apuntó que en un momento cientos de personas se reunieron a lo largo de la ruta del convoy presidencial para "ver de cerca a su presidente, el héroe de guerra con un esposa encantadora, el mandatario más joven hasta entonces electo, y al momento siguiente estaba mortalmente herido".

Recordó que el 22 de noviembre de 1963, Kennedy fue muerto por un francotirador.

"El presidente estaba en Texas porque ahí necesitaba estar, fue un viaje político, apoyando al estado que lo había elegido por un estrecho margen en 1960", indicó.

The Washington Post también dedicó en su primera plana un artículo para analizar la escena del crimen en Dallas, Texas.

"En la pequeña Plaza Dealey, un presidente fue asesinado y mil teorías de la conspiración nacieron", subrayó.

El rotativo señaló que los vendedores han pintado dos equis en la línea central de la calle Elm, representando el lugar donde Kennedy fue impactado por las balas, presuntamente disparadas por Lee Harvey Oswald.

Recoge las teorías de algunos estadunidense que no creen en el reporte de la Comisión Warren nombrada por el sucesor de Kennedy, Lindon B. Johnson, indicando que Oswald fue el único atacante.

El diario The New Yortk Times dedicó por su parte un artículo a los jóvenes marines que cargaron el ataúd con los restos mortales de Kennedy durante los diferentes eventos del funeral, incluyendo la Casa Blanca, la rotonda del Congreso y al día siguiente la Catedral de San Mateo y el Cementerio de Arlington.

"Los estadunidenses de esa generación recuerdan exactamente dónde estaban cuando le dispararon al presidente Kennedy, los exmarines recuerdan exactamente dónde estaban los restos del mandatario", remarcó el rotativo.

Apuntó que la mayoría de los marines que cargaron el féretro provienen de familias trabajadoras y al ser elegidos para ese deber, considerado de élite, "fue su primer paso rumbo a la clase media".

El diario The Washington Times subrayó que 50 años después, la muerte de Kennedy "todavía obsesiona".

"Los estadunidenses voltean a ver el día obscuro que cambió al país para siempre", apuntó el rotativo en un artículo publicado en su primera plana.

Agregó que después de medio siglo las recriminaciones, las teorías de la conspiración, los que tal si, y las dudas para explicar el asesinato del mandatario permanecen.

El periódico USAToday dedicó a un articulo a presentar escenarios posibles sobre si Kennedy hubiera sido asesinado en la era de las redes sociales, "la tecnología puede ser diferente, pero no la conmoción de la nación", remarcó.

Recordó que el asesinato de Kennedy en 1963 marcó el debut de la cobertura de 24 horas de la televisión.

"Para la mayoría, el 50 aniversario del asesinato de John F. Kennedy, es un momento para reflexionar sobre uno de los días más turbulentos de la historia del país", indicó The Wall Street Journal a su vez.

El rotativo dedicó un artículo a Buell Wesley Frazier, uno de los compañeros de trabajo de Oswald que le dio un aventón al trabajo en la bodega de libros de texto de Texas, desde donde le dispararía al mandatario.

"Muchos estadunidenses que vivieron cuando le dispararon al señor Kennedy han dicho que perdieron algo de su inocencia ese día, pero para el señor Frazier la pérdida fue profundamente personal", enfatizó.