Reitera EUA que Corea del Norte debe renunciar a su ambición nuclear

Un alto funcionario estadunidense reiteró hoy que Corea del Norte debe cumplir con todas las demandas para desmantelar su programa nuclear antes de reanudar las estancadas conversaciones a seis bandas.

"Hacemos un llamado a Corea del Norte para avanzar de manera significativa en la dirección de las demandas que se han hecho por la comunidad internacional a renunciar a sus ambiciones nucleares", señaló Glyn Davies.

El representante especial para la política de Corea del Norte dijo a los periodistas, tras una reunión con su homólogo de Corea del Sur, Cho Tae Yong, que el régimen de Pyongyang debe demostrar que está dispuesto a negociar con sinceridad y compromiso.

Davies llegó a Seúl desde Pekín ayer jueves para una visita de tres días, antes de partir este sábado a Japón, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

"No tenemos ningún interés en volver a las conversaciones a seis bandas sin indicaciones concretas de que Corea del Norte está dispuesta a renunciar a sus armas nucleares, porque ese es el propósito principal de las conversaciones a seis bandas", comentó.

De pie junto a Davies, Cho sostuvo que las conversaciones a seis bandas se convocarán únicamente cuando se crean condiciones que prometen éxito en el logro de la desnuclearización de Corea del Norte.

El foro multilateral, que involucra a las dos Coreas junto con Estados Unidos, China, Japón y Rusia, está estancado desde finales de 2008.

Al comentar sobre la detención de dos estadunidenses por parte de Corea del Norte, Davies instó a Pyongyang a liberar a Kenneth Bae, un misionero, y a un turista identificado como Merrill Newman, una persona de 85 años de edad, veterano de la Guerra de Corea.

Bae fue sentenciado en abril pasado a 15 años de trabajos forzados luego que Corea del Norte lo acusó de intentar derrocar al gobierno de Pyongyang.

El jefe negociador nuclear de Corea del Sur y su homólogo estadunidense discutieron este viernes, los asuntos nucleares norcoreanos, incluidas las condiciones para reanudar las negociaciones sixpartitas para su desnuclearización.

Durante las conversaciones, ambos negociadores discutieron los asuntos nucleares norcoreanos, basándose en el resultado de la reciente reunión de máximos negociadores nucleares de Estados Unidos y China.

A principios de este mes, Cho voló a Washington para reunirse con Davies y su homólogo japonés, Junichi Ihara, antes de visitar Pekín para entrevistarse con el enviado chino, Wu Dawei.

Antes de reunirse con el enviado de Corea del Sur, Wu también voló a Pyongyang para reunirse con los funcionarios de Corea del Norte.

La presencia de Davies coincide con el inicio de los ejercicios militares a gran escala de Corea del Sur organizados en el tercer aniversario del bombardeo que la artillería de Corea del Norte realizó sobre la isla fronteriza de Yeonpyeong.

En ese sentido, el ejército norcoreano afirmó que si Seúl se atreve a volver a provocar a Pyongyang, las Fuerzas Armadas no perderán la oportunidad de demostrar su determinación sin vacilaciones,

Corea del Norte amenazó este viernes con convertir la oficina presidencial de Corea del Sur en un "mar de fuego" si Seúl vuelve a provocar al país vecino.