Deja 22 muertos explosión en oleoducto en el este de China

Al menos 22 personas murieron y varias resultaron heridas luego que estalló un oleoducto en la ciudad costera de Qingdao, en la provincia oriental de Shandong, en uno de los accidentes industriales más mortales del año en China.

Cifras preliminares proporcionadas por autoridades locales indicaban que seis personas habían muerto y 48 resultaron heridas tras la poderosa explosión cerca de una fábrica de productos químicos.

Sin embargo, este viernes por la tarde, hora local, la agencia china de noticias Xinhua elevó la cifra de decesos a 22.

El gobierno del distrito de Huangdao, en el puerto marítimo de Qingdao, señaló que un oleoducto cerca de un centro comercial presentó una fuga y se incendió después cuando una cuadrilla de trabajadores reparaba el desperfecto.

El oleoducto es propiedad de China Petroleum & Chemical Corporation, conocida popularmente como Sinopec, la mayor refinadora de crudo del gigante asiático y de las principales en el mundo.

La instalación siniestrada es parte de un proyecto de oleoductos subterráneos de 176 kilómetros que bombea petróleo crudo desde Qingdao a Weifang, también en la provincia de Shandong.

Fotos publicadas por los medios de comunicación locales y de testigos que subieron sus impresiones a la plataforma china Weibo, que equivale a Twitter en Occidente, muestran cadáveres, calles dañadas y vehículos volcados.