Riesgoso, instalar romería en explanada de Cuauhtémoc: ex delegado

El asambleísta Agustín Torres Pérez calificó como "una ocurrencia y falta de cálculo aritmético" la idea de instalar en la explanada de la delegación Cuauhtémoc la romería decembrina con docenas de juegos mecánicos, los Reyes Magos y Santa Claus.

En entrevista, el ex delegado de Cuauhtémoc afirmó que ese "espacio no es el adecuado pues hay riesgo de que colapse el puente ubicado en la sede administrativa y que comunica el lado poniente con el del oriente, y es endeble".

Además, el estacionamiento de la delegación "está lleno de grietas, lo que podría ocasionar el derrumbe del techo de esta zona, toda vez que el edificio delegacional es un lugar que tiene defectos estructurales", aseveró el legislador local perredista.

Advirtió que para instalar la romería en Cuauhtémoc como propone el titular la demarcación, Alejandro Fernández Ramírez, "primero se tendría que llevar a cabo una prueba de carga avalada por expertos", lo que se llevaría unos dos meses, para contar con la autorización o negativa.

Torres Pérez sostuvo que independientemente de ello, la sede delegacional está rodeada de zona habitacional, es el paso obligado del Metrobús, cuya terminal se ubica a una cuadra, y la gasolinería que está en la esquina de Aldama y Mina también representa un riesgo.

La romería, abundó, consta de 80 juegos mecánicos, aproximadamente, 60 escenarios, 100 juegos de destreza y 500 puestos de venta de diversos productos, que van desde los alimentos y juguetes hasta los clásicos "recuerdos".

"Esto ocupa un espacio que va de la delegación al Eje 1 Norte, algo que no ha contemplado el delegado, y afectaría la llegada y salida de vecinos de Ecatepec y Cuautitlán, pues para el primer punto está el metro Buenavista y para el segundo el Tren Suburbano, que serían seriamente afectados", agregó.

Por ello, insistió en que la opción más viable para esa romería, que inició hace años en la Alameda Central, se instale en Valerio Trujano y Avenida Hidalgo, o que se vaya a un lugar más apropiado, como el Palacio de los Deportes.