Destaca Boehner apoyo de Obama a reforma migratoria paso a paso

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, se declaró hoy complacido de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aceptara por primera vez esta semana el trámite de una reforma migratoria paso a paso.

"Me motivó oir al presidente decir que el no será un obstáculo para una reforma migratoria de paso a paso", señaló el líder republicano, quien, sin embargo, no ofreció una calendario preciso de votación de las cinco piezas de la iniciativa migratoria conservadora.

Obama dijo este miércoles ante empresarios que apoyaría que la legislación de reforma migratoria sea discutida o votada en partes en la Cámara de Representantes, siempre y cuando contenga valores básicos, como la ruta a la ciudadanía para inmigrantes indocumentados.

"Esta es la estrategia republicana que la cámara baja ha estado apoyando. El pueblo estadunidense está dudoso de un proyecto de ley grande e integral", reaccionó Boehner.

"La única forma de asegurarnos que la reforma migratoria realmente funcione es tratando este tema tan complicado paso a paso (...) Y tengo esperanza que podemos avanzar en este tema tan importante", señaló.

El Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM) sugirieron la existencia de hipocresía en las afirmaciones del líder republicano.

"Los votos para una reforma migratoria con una ruta a la ciudadanía están allí. Aprobar una solución migratoria real con ciudadanía, aún en pedazos, es muy diferente que demorar la reforma para apaciguar a las facciones derechistas republicanas", dijo la vocera Kica Matos.

Miembros del liderazgo republicano de la Cámara de Representantes dijeron en días pasados que no hay tiempo legislativo suficiente para aprobar una reforma migratoria en 2013, a pesar que el Senado aprobó su versión desde junio pasado.

Media docena de activistas sindicales y religiosos mantienen una huelga de hambre en las inmediaciones del Capitolio para presionar a los republicanos a llevar a cabo una votación este año.

Sin embargo, los propios partidarios de la reforma migratoria reconocen que es más probable la consideración de un proyecto de ley en la Cámara de Representantes en 2014, antes de las elecciones legislativas de noviembre próximo.