Volkswagen Puebla, principal productora de autos en Norteamérica

La planta de Volkswagen en Puebla se ubicó como la principal productora de vehículos en América del Norte en julio de este año, mientras que la fábrica de la empresa en Aguascalientes y la de Ford Hermosillo se situaron en el quinto y octavo lugar, respectivamente.

De acuerdo con el ranking de Automotive News Data Center, la planta de Toyota, en Georgetown, Kentucky, Estados Unidos, se ubicó en segunda posición, en tanto que la fábrica de Honda, en Marysville, Ohio, se colocó en el tercer sitio.

Con ello, la producción automotriz en la región podría rebasar los 16.1 millones de vehículos fabricados por primera vez desde hace 11 años, lo que representaría un crecimiento de 4.0 por ciento en comparación con 2012, según pronósticos de IHS Automotive.

De acuerdo con este índice, la producción de autos en 2002 fue de 16.4 millones, mientras que en los años siguientes registró caídas consecutivas hasta llegar a 8.6 millones en 2009; sin embargo, desde 2010 el crecimiento ha sido paulatino y muestra señales de recuperación.

En un comunicado, los organizadores de Mexico's Auto Industry Conference 2013, foro que se realizará los días 4 y 5 de diciembre próximo en el Centro de Exhibiciones de Puebla, destacan que la capacidad de ensamblaje perdido en la recesión fue sustituido por las nuevas plantas.

Asimismo, refieren que gran parte del aumento en la producción se debe a que los fabricantes de automóviles exportan más vehículos a América del Norte, y los productores japoneses se asientan en México y Estados Unidos para paliar los efectos de la fortaleza del yen.

"Decenas de plantas de ensamblaje y de autopartes fueron cerradas durante la recesión. Sin embargo, los fabricantes de automóviles ya están creando nuevas plantas para mantenerse al día con la creciente demanda, aunque procediendo con cautela", subrayan.

De tal forma, los especialistas de Mexico's Auto Industry Conference 2013, que se darán cita en Puebla para dar a conocer cifras actualizadas del sector a nivel mundial, afirman que el resultado se traduce en grandes ganancias, con poco peligro.