Critican ley que permitirá a Maduro gobernar sólo por decretos

La aprobación en el Congreso, dominado por el oficialismo, de la Ley Habilitante que permitirá al presidente Nicolás Maduro legislar por decreto, altera el orden democrático en Venezuela, afirmó hoy el diputado Tomás Guanipa.

"El gobierno y los diputados oficialistas forzaron su aprobación, mediante artimañas contrarias a principios jurídicos, por eso la misma resulta inconstitucional", declaró a Notimex el secretario general nacional del liberal partido Primero Justicia (PJ).

Guanipa destacó que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), para lograr su objetivo apeló a la corrupción judicial, allanó la inmunidad a una legisladora y así pudo incorporar un suplente que le garantizara el voto 99 (decisivo para aprobar la ley).

El martes pasado los diputados oficialistas en la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) aprobaron en segunda discusión la Habilitante solicitada por Maduro, que le concede poderes especiales durante un año, para legislar en materia de corrupción.

En opinión de Guanipa la Ley Habilitante era innecesaria, porque en Venezuela existen leyes para enfrentar la corrupción administrativa, aunque no la voluntad política para hacerlas cumplir, producto del debilitamiento de la institucionalidad del país.

"Queremos advertir que la verdadera intención de esa ley es la de hacer creer que el gobierno de Nicolás Maduro no es el principal responsable de los problemas económicos y sociales que sufren los venezolanos, sino la oposición y los empresarios privados", apuntó.

El legislador advirtió que el régimen está ávido de mayores poderes para acentuar la persecución política, inhabilitar a sus adversarios y criminalizar las fuentes constitucionalmente lícitas de financiamiento a los partidos políticos de oposición.

"Esas son sus verdaderas razones", agregó el diputado opositor.

Freddy Guevara, dirigente del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), señaló por su parte que "la ley Habilitante busca el perfeccionamiento del totalitarismo" y calificó a la Asamblea Nacional como "el espejo de la arbitrariedad y de la destrucción democrática".

Guevara dijo que Maduro no puede hacer lo que le viene en gana y cercenar el ámbito de actuación de la Asamblea Nacional, y llamó a estar atentos "para evitar una eventual promulgación de decretos en materia penal cuyo fin sería enviar a la cárcel a sus opositores".

El concejal metropolitano indicó que los venezolanos tienen la obligación de reconstruir una Asamblea Nacional decente para ser de nuevo sujetos de la vida republicana y dijo que el primer paso para lograrlo es votar en las elecciones municipales del 8 de diciembre.