Internet no es un fenómeno global, sino territorial

Internet no es un fenómeno "global", sino "territorial", porque es "diferente en todos los sitios", señaló el sociólogo francés Fréderic Martel en el V Congreso Iberoamericano de Cultura que se celebra en esta ciudad del noreste de España.

Al participar en este evento con la ponencia "La cultura en la era de la reproducción digital", el investigador explicó que internet no ofrece "una lectura de la globalización, porque los mapas, las redes sociales y las relaciones entre personas se establecen por vínculos distintos".

"Todos usamos los soportes y las redes que conocemos, pero en cada nación y cultura es diferente. Vivimos en un mundo inteligente, ni plano ni delgado, pequeño", agregó.

Martel aseguró que internet "consagra realidades y no es hostil a singularidades locales".

"El vuelco diferenciador no nos lleva a una mundialización única, es un fenómeno muy complejo, pero hay que retocar el control de lo digital. Sólo sobrevivirá si regulamos esto", añadió.

También habló de identidades y puso un ejemplo: "Se dijo que desaparecería la eñe con la era digital. Puede que para los franceses no sea importante, pero sí lo es para los iberoamericanos. Hemos de tener estrategias comunes para poner y defender la identificación lingüística y cultural".

"Considero que estas excepciones culturales no existirían sin financiamento público porque el dinero del Estado para proyectos culturales es fundamental. Indirecto, pero público", dijo.

Martel abogó, por tanto, por un internet "más independiente, sin política de retaguardia ni defensiva" y seguir siendo optimistas por "la realidad que se presenta".

"La realidad digital está ahí. Lo que hay que controlar son los abusos. Sí al mercado si no hay abusos. Así como no al oligopolio y control de total que circula por los soportes", afirmó.

El sociólogo insistió en la "batalla por la identidad cultural" y "aprovechar óptimamente las cartas que ofrece el servicio".

"Las amenazas de lo digital se pueden ver con optimismo o pesimismo. Hay que negociar la transición de lo analógico a lo digital, defender el mundo de ayer pero con miras al mundo de mañana, con sus defensas y amenazas", aseveró.

Respecto al futuro, Martel opinó que "hay que ver la realidad geopolítica. Las paredes están derribadas pero hay que caminar sobre las ruinas, abrirnos y no doblegarnos".

"El vuelco digital no es un fenómeno bueno o malo, son lo que usted o yo hagamos personalmente con ello", sentenció.