Abordarán proyecto educativo de los años 60 con muestra y mesa redonda

Con la inauguración de la exposición "Un libro de texto abierto. El Museo del Caracol y la gráfica del libro de texto gratuito" y una mesa redonda que se realizará mañana, la Conaliteg y la Galería de Historia del INAH se reconocen como herederas del proyecto educativo de los años 60.

Ambas actividades tendrán lugar en el Museo del Caracol, donde se celebrará al proyecto que definió el rostro moderno que todavía tiene la educación pública en México, el cual fue puesto en marcha durante el gobierno del presidente Adolfo López Mateos, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mediante un comunicado.

Joaquín Díez Canedo, director general de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), participará mañana en la mesa redonda en torno al proyecto educativo integral, que abarcó desde la construcción de la infraestructura escolar y la preparación de docentes, hasta la dotación de materiales para el estudio.

Al respecto, Díez Canedo explicó que al proyecto se le denominó "Plan de once años", que fijó el alcance de metas claras una vez terminada la década de los sesenta, con la finalidad de cubrir la demanda educativa en los sectores urbano y rural.

Señaló que la labor no fue fácil puesto que los objetivos implicaban además un esfuerzo social, por lo que se pidió la colaboración de importantes colaboraciones como Jaime Torres Bodet, entonces titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del escritor Martín Luis Guzmán, primer titular de la Conaliteg.

Con la participación de ambas figuras se desarrollaron estrategias que impulsaron el verdadero carácter público y gratuito a la educación que prevalece actualmente.

Bertha Hernández, curadora de la exposición "Un libro de texto abierto. El Museo del Caracol y la gráfica del libro de texto gratuito", mencionó que la muestra podrá apreciarse hasta febrero de 2014.

Hernández destacó la labor del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en el proyecto al concebir la Galería de Historia, Museo del Caracol, como un espacio introductorio a los contenidos del Museo Nacional de Historia, ubicado en el Castillo de Chapultepec.

El sobrenombre de "El Caracol", continuó, surgió a partir de la necesidad de crear un discurso estrictamente cronológico para establecer el vínculo entre ambas galerías, mismo que se logró gracias a la labor de Ramírez Vázquez y la interacción que tuvo con artesanos, diseñadores, artistas y museógrafos como Julio Prieto, Íker Larrauri, Mario Cirett, Apolinar Gómez, Federico Hernández Serrano, entre otros.