Entrega Peña Nieto Premio Nacional de Juventud

Al entregar el Premio Nacional la Juventud 2013, el presidente, Enrique Peña Nieto consideró que los ideales y las aspiraciones de la Revolución Mexicana siguen vigentes y que se busca que los derechos consagrados en la Constitución se materialicen.

En el Patio de Honor de Palacio Nacional expresó que hoy, igual que hace un siglo, la nación enfrenta nuevos y diversos desafíos, y estimó que hay modelos y estructuras que ya no corresponden a la realidad nacional, ni a las exigencias de una era global.

"Hoy nos toca trabajar para continuar la obra colectiva, que al igual que hace 100 años, de la transformación y cambio, ya que hoy tenemos un legado que debe llevarnos a ser todos motores de la transformación y del cambio que deseamos para México", dijo en su discurso.

Asimismo, instruyó director del Instituto Mexicano de la Juventud, José Manuel Romero Coello a que continúe la Consulta Nacional Juvenil y con ello conocer los testimonios y experiencias de la juventud de todo el país, para que alimente las políticas públicas que el gobierno impulse.

Peña Nieto afirmó que su gobierno es aliado de los jóvenes por lo que escuchará sus necesidades y dará respuesta a cada una de sus inquietudes.

En el acto en que el presidente entrego 14 premios individuales y cuatro grupales en las diversas categorías que integran el Premio Nacional de la Juventud.

"Son herederos, precisamente, de lo mucho que ha logrado este impulso transformador de hace ya más de un siglo. En cada joven mexicano hay una historia personal de dedicación, de esfuerzo y de lucha diaria", dijo a los galardonados.

"Nuestro tiempo debe de ser de transformación", aseveró y agregó que para impulsar los cambios se debe aprovechar que existe democracia, instituciones fuertes, así como ciudadanos informados y jóvenes participativos.

"México tiene todo lo necesario para llegar a ser un país de paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y con responsabilidad global", señaló.

Resaltó que su gobierno tiene la firme determinación de construir una sociedad en la que todos puedan gozar cotidianamente de los derechos otorgados por la Constitución que es "el legado más importante de la gesta revolucionaria de hace más de 100 años".