Aboga presidente Pérez Molina por presupuesto 2014

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reiteró hoy su llamado a la oposición para que autorice el presupuesto general de la nación 2014, a unos días de que se cumpla el plazo de ley para el trámite legislativo.

El Congreso (unicameral, 158 diputados) tiene de plazo hasta el 30 de noviembre para aprobar o negar el proyecto de ley de presupuesto general de la nación del próximo año, propuesto por el Ejecutivo.

Los diputados de oposición, que dominan en el Congreso Nacional, han expresado su rechazo a la iniciativa de presupuesto con el argumento de que carece de fuentes de financiamiento, entre otros inconvenientes.

En caso de que no sea autorizado el presupuesto 2014, la administración pública tendrá que operar con el plan de ingresos y egresos establecido para este año.

El mandatario advirtió que no contar con un nuevo presupuesto dificultará el cumplimiento de los programas sociales -educación, salud, Pacto Hambre Cero de lucha contra la desnutrición- que impulsa el gobierno.

Además se pondrían en riesgo los avances en seguridad pública e impartición de la justicia, rubros demandados por la población y que requieren de un presupuesto "reforzado" para entregar mejores resultados.

El presidente Pérez Molina, que citó datos de estudios técnicos, negó que el presupuesto genere un mayor endeudamiento del país y que no tenga identificadas sus fuentes de financiamiento, como pretexta la oposición.

Según el Ministerio de Finanzas, responsable de la elaboración del presupuesto, el proyecto de un monto de 70.5 mil millones de quetzales (8.8 mil millones de dólares) se basa en "cifras macroeconómicas reales".

Negó además que la estimación de los ingresos tributarios que sustentan el proyecto de presupuesto 2014 "estén sobreestimados" y aseguró que la recaudación es adecuada para su financiamiento.

Rechazó también que se trate de un monto "excesivo" y citó el caso de Costa Rica, que tiene cinco millones de habitantes y cuenta con un presupuesto de 17 mil millones de dólares.

En tanto que en Guatemala, con 15 millones de personas, el presupuesto anual que ejerce apenas se ubica en poco más de ocho mil millones de dólares.