Reaparece Cristina Fernández en Argentina con nuevo gabinete

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, tomó hoy juramento a los nuevos miembros de su gabinete, lo que marcó su regreso a la actividad tras 40 días de reposo que cumplió tras ser operada de un edema cerebral.

La mandataria fue recibida con una ovación cuando ingresó al Salón Blanco de la sede del gobierno, la Casa Rosada, que lucía atestado de funcionarios, legisladores e invitados especiales que presenciaron el esperado retorno de Fernández de Kirchner.

Hasta ahora, la presidenta sólo había sido vista en un video que se transmitió el pasado lunes, en el que reconoció que había pasado momentos difíciles, además de agradecer las muestras de apoyo que recibió durante su convalecencia.

En el video, Fernández de Kirchner viste una camisa blanca, con lo que rompió el luto total que vistió desde que su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, falleció el 27 de octubre de 2010.

La decisión de dejar de vestir por completo de negro se replicó este miércoles, ya que la mandataria optó por una falda floreada negra y blanca, además de que fue evidente que está mucho más delgada que hace un mes y medio, cuando fue operada.

El primer funcionario en jurar en su nuevo cargo fue Jorge Capitanich, el gobernador de Chaco que fue designado como jefe de Gabinete, lo que lo posicionó de inmediato como precandidato presidencial para las elecciones generales de 2015.

Luego fue el turno de Axel Kicillof, quien asumió como ministro de Economía en medio de una fuerte expectativa, ya que tendrá que normalizar el complejo mercado cambiario que desde hace varios años altera las cuentas nacionales.

Finalmente, juró como nuevo ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, un funcionario respetado por el sector que deberá enfrentar las cada vez más crecientes presiones de las entidades agropecuarias.

Aunque el acto fue breve en duración, tiene un fuerte impacto político, porque representa la renovación de parte del gabinete que acompañará a Fernández de Kirchner durante sus últimos dos años de gestión.