Diputados piden que se construya la refinería de Tula

Integrantes de las siete fracciones legislativas representadas en la Comisión de Energía pidieron que se construya la refinería prevista en Tula, Hidalgo, pues su eventual cancelación tendría un impacto negativo para el país y el Estado.

Durante la comparecencia del director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, sobre el Plan de Negocios 2014-2018 de la paraestatal, recordaron que esta planta se proyectó desde el año 2009 y por diversas razones se ha venido posponiendo los trabajos para su instalación.

En la comparecencia, que duró más de tres horas, ante esta instancia legislativa, el diputado José Antonio Rojo García de Alba, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) le exigió al funcionario seguir adelante con ese proyecto.

Al hablar a nombre del PRI, Rojo García de Alba recordó que la administración del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa inició esa iniciativa y el estado de Hidalgo está a la espera de que se cumpla el compromiso, pues cumplieron los requerimientos exigidos para ser sede.

Ello, expuso, implicó para la entidad 907 títulos ejidales y un endeudamiento de mil 500 millones de pesos, conseguidos mediante un crédito a 10 años, por el cual han pagado 130 millones de pesos sólo de intereses.

Del Partido Acción Nacional (PAN), Rubén Camarillo Ortega cuestionó que en el Plan de Negocios de Pemex sólo se destine 20 por ciento de la inversión para nuevas refinerías y complejos petroquímicos, y sustituir por gasolinas y petroquímicos de producción nacional el porcentaje que actualmente se importa.

Advirtió que en los últimos reportes los estándares de eficiencia en el área de refinación están muy por debajo de los internacionales, y además cuestionó las medidas que están realizando para enfrentar la corrupción.

El panista se pronunció por una posible modificación a los Artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, propuesta del PAN, para que Pemex pueda abrirse a la inversión privada y competir con ella.

A su vez, Luis Espinosa Cházaro, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuestionó que el plan de negocios no considere la construcción de esa refinería, cuando se han etiquetado recursos necesarios al proyecto, y acusó que se quiere ligar su edificación a la aprobación de la reforma energética que plantea el Ejecutivo.

Le preguntó al titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, sobre los avances en el proyecto, y señaló que el impacto económico nacional que se tendría por la posible cancelación del complejo sería "muy negativo".

El representante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ricardo Astudillo Suárez, señaló que en los últimos años se ha incrementado el robo de combustibles, con poco más de mil tomas clandestinas detectadas por Pemex tan sólo en 2012.

En tanto, el vicecoordinador del Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja criticó que se deje ese proyecto fuera del plan de negocios, y criticó que México sea el único país miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) que ha importado grandes cantidades de combustible.

Del Partido del Trabajo (PT), el diputado José Alberto Benavides Castañeda afirmó que en el plan de negocios de Pemex se reconoce que el aumento en la importación de gasolinas para consumo nacional se debe a la ineficiencia operativa en la refinación, aunque agregó que ésta no es accidental.

En su intervención, la diputada Dora María Guadalupe Talamante Lemas, de Nueva Alianza, se pronunció porque la rendición de cuentas sea considerada en el plan de negocios de Pemex, ya que el manejo indebido y las administraciones deficientes han hecho que la paraestatal haya dejado de ser de las principales petroleras a nivel mundial.