Presenta PRD en Senado iniciativa de reforma política para el DF

A nombre del grupo del PRD en el Senado, Alejandro Encinas Rodríguez presentó una iniciativa de reforma constitucional que plantea mantener la condición de la ciudad de México como Capital de la República y sede de los Poderes de la Unión.

Durante la sesión de este miércoles y en tribuna, el legislador precisó que mediante diversas modificaciones al texto constitucional se propone incorporar de manera plena a la capital de la República al Pacto Federal y que se reconozca su condición de entidad federativa, con un diseño constitucional acorde con su calidad de ciudad.

Encinas Rodríguez subrayó la necesidad de dotar a los habitantes de la ciudad de México de todos los derechos inherentes a la condición jurídica que goza el resto de los mexicanos.

"El fin de esta reforma es dotar de derechos políticos plenos a los habitantes de la capital y que esta ciudad siga siendo una ciudad de libertades, una ciudad donde todo el mundo tiene derecho a expresarse, a manifestarse públicamente, sin demérito de la sana convivencia entre dos órdenes de gobierno", puntualizó.

Explicó que esa propuesta tiene como objetivo transformar la naturaleza constitucional de la ciudad de México para transitar del modelo de un Distrito Federal al de una Ciudad Capital, con autonomía constitucional, en condiciones similares a la de las entidades federativas que integran el Pacto Federal.

Otro propósito relevante de la iniciativa, añadió el legislador, es conservar el carácter de la ciudad de México como Capital de la República y sede de los Poderes de la Unión.

Alejandro Encinas indicó que es necesaria la plena incorporación de la ciudad de México al Pacto Federal, con todas las facultades constitucionales propias de esa calidad jurídica, y dotarla de autonomía constitucional, lo que permitirá que los capitalinos se den su propia Constitución.

Detalló que al quedar establecida la autonomía constitucional de la ciudad, ésta contaría con una Constitución Política resultado de la instalación de un Congreso Constituyente derivado de un proyecto presentado por el actual jefe de gobierno del Distrito Federal.

"Con ello se busca ratificar que la ciudad de México, además de gozar de autonomía, tendrá que garantizar la funcionalidad de los poderes federales, para lo cual se establecen en la iniciativa las bases del Estatuto de Capitalidad de la ciudad, a fin de que se garantice a los poderes federales cumplir plenamente con sus funciones", refirió.

Otro beneficio de esa reforma sería que la capital del país cuente con poderes locales facultados para ejercer el gobierno de la ciudad, en todo lo concerniente a su régimen interior, sin la intervención de los poderes federales.

En la iniciativa perredista se enfatiza que desde la reforma política de 1996 no se ha producido otra importante transformación al régimen político del Distrito Federal, así como ningún cambio en el estatus jurídico que responda a la demanda de los capitalinos para lograr el pleno reconocimiento de sus derechos políticos.

La propuesta que busca reformar diversas disposiciones constitucionales se turnó a las Comisiones de Unidas de Puntos Constitucionales, del Distrito Federal y Estudios Legislativos Primera, para su análisis y dictamen.