Niegan pérdidas en mercado de valores, tras falla técnica

La falla técnica que llevó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a suspender sus operaciones por cinco horas el día de ayer, no generó ni pérdidas ni salida de inversionistas del mercado, aseguró Pedro Zorrila.

El director general adjunto de Servicios Corporativos y Relaciones Institucionales de la BMV comentó que "las consecuencias de estas interrupciones es no haber estado en posibilidades de ofrecer a los participantes del mercado mexicano una sesión de operación que ocurriera con normalidad, que permitiera la compra y venta de valores".

Tras la ceremonia simbólica de colocación de Fibra Shop en la BMV, dijo que si bien siempre es lamentable y muy inconveniente para todos los participantes una falla de sistemas como la del día de ayer, fue como si se registrara un día feriado, como el del lunes pasado.

"Es deseable evitarlas y tener los procesos y los mecanismos que permitan la menor probabilidad y ocurrencia de fallas, por un lado, y la mayor agilidad y rapidez en los procesos de levantamiento que le den continuidad al mercado, en esos dos aspectos estamos trabajando puntualmente en el mercado a partir de las fallas de esta año", dijo al asegurar que el mercado opera hoy con normalidad.

La víspera la BMV registró una falla técnica en los sistemas de comunicación que dejó fuera al 25 por ciento de los participantes, lo que llevó a la suspensión del mercado por cinco horas.

Este es el quinto receso administrativo que registra el mercado de valores en lo que va del año por diversos motivos, siendo el de mayor duración, pues inició a las 8:54 horas y concluyó a las 13:52 horas; en todos los casos -aseguró- se logró levantar el servicio antes del cierre del mercado.

El directivo comentó que la falla derivó de un problema técnico en el sistema de negociación de la BMV, en uno de los componentes de comunicación entre la Bolsa y las Casas de Bolsa, esto provocó "un problema serio en el mercado que dejó fuera a una cuarta parte de las casas de bolsa", y ahora se trabaja en las consecuencias del problema.

Insistió en que "la principal consecuencia es que no se operó con normalidad", pero se restableció el servicio y hoy el mercado accionario opera con "total normalidad, aunque se continúa haciendo una revisión exhaustiva para analizar la cauda de fondo y tener medidas preventivas y correctivas.

Zorrilla adelantó que durante el próximo año se tiene previsto seguir con los procesos de mantenimiento de la plataforma que falló, a fin de tener los sistemas más robustos y seguros del mercado, lo que podría incluir el cambio de proveedor de dichos sistemas.

El directivo agregó que hay diversos motivos por los cuales la Bolsa puede cambiar de proveedor y son: que no de un buen servicio o porque haya una solución mejor, y estos elementos se evaluarán hacia delante.

El proveedor del componente que falló fue el NYSE Technologies, uno de los líderes en su ramo, y a pesar de ello se presentó la falla, aunque resaltó que siempre se busca trabajar con las mejores empresas, proveedores triples A y "no experimentamos", puntualizó.