Son necesarias condiciones de trabajo justas en Qatar: Blatter

El presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), el suizo Joseph Blatter, aseguró que es necesario establecer de manera inmediata condiciones justas de trabajo en Qatar, donde se pretende realizar la Copa Mundial de Futbol en 2022.

La declaración de Blatter tuvo lugar tras su reunión con el dirigente de la Confederación de Sindicatos Alemanes y de la Confederación Sindical Internacional, el alemán Michael Sommer, en la que analizaron las condiciones laborales con que cuenta la sede de la XXII edición del Mundial.

La FIFA señaló en su página web que es necesario mejorar la situación de Qatar por la importancia que tiene ahora para el futbol, y con esto se puedan propiciar cambios significativos a la nación.

"Empresas y políticos deben colaborar para mejorar esta situación insostenible que se está viviendo en Qatar. Por este motivo, resulta tan positiva la iniciativa de la Confederación Sindical Internacional y la Confederación de Sindicatos Alemanes, ya que juntos podemos lograr nuestro objetivo.

"La existencia de este debate acerca de Qatar demuestra la importancia que puede tener el futbol para captar la atención de la opinión pública y propiciar cambios", dijo.

Por su parte, el presidente de la Federación Alemana de Futbol, Wolfgang Niersbach, destacó que su organismo tuvo como propósito asociar a la FIFA y la Confederación Sindical Internacional para poder crear mejoras en Qatar.

"Mediante la organización del Mundial y la amplia resonancia pública, tenemos la posibilidad de detectar deficiencias y conseguir cambiar las cosas. Si lo logramos, supondrá todo un éxito".

Mientras que Sommer se mostró complacido de poder interactuar con la federación para lograr el objetivo de crear condiciones de trabajo dignas en ese país.

"Nos complace que la FIFA y la Federación Alemana de Futbol se adhieran a nuestro objetivo de lograr unas condiciones de trabajo dignas en Qatar.

"Este país debe garantizar el respeto de las normas laborales básicas de la OIT, y para ello debe eliminar la discriminación y el trabajo forzado, así como garantizar el derecho de reunión a los 1.3 millones de trabajadores inmigrantes".