Reprochan panistas cambios en iniciativa de reforma política

El vicecoordinador del PAN en el Senado, José María Martínez Martínez, consideró que la propuesta de un Instituto Nacional Electoral (INE) acotado es una "simulación", pues sólo satisface los intereses de los gobernadores y de quienes actualmente negocian en la mesa política del Pacto por México.

Ante ello y a nombre de la bancada de Acción Nacional se pronunció por la propuesta original que presentó ese partido en septiembre.

En entrevista, dijo que está "un tanto desconcertado" por el cambio de concepción que se quiere dar al organismo propuesto, pues pareciera que lo único que se quiere hacer es "un IFE reforzado con una facultad de atracción o intervención cuando se presuma que no hay igualdad en los procesos electorales de los estados".

El legislador subrayó que "el PAN no puede aceptar, bajo ninguna circunstancia, que esto ocurra, ya que lo más importante es dar confianza a los mexicanos" y no a los gobernadores o a quienes negocian en la mesa política.

El senador por Jalisco opinó que la propuesta de un INE que no sea nacional parece que "se ha confeccionado en aras de transitar hacia una autoridad electoral acotada que no trastoca los intereses locales".

Reiteró que la creación del INE debe contener las cinco condiciones básicas y fundamentales que Acción Nacional ha propuesto: organizar todos los procesos electorales (municipales, locales y federales).

De igual forma fiscalizar todos los recursos que reciban los partidos políticos tanto en periodos ordinarios como en años electorales, incluyendo los presupuestos de campaña, para que los ciudadanos puedan saber "casi en línea" los gastos e ingresos que realicen y la homologación de criterios para una nueva distritación a nivel nacional.

Esas facultades serían adicionales de las que ya tiene la autoridad electoral, que son la distribución de tiempos en radio y televisión y el registro nacional de electores.