"Oportunidad histórica" lograr acuerdo nuclear con Irán: Hague

Al tiempo que inició en esta ciudad la tercera ronda de negociaciones de potencias con Irán sobre su polémico programa nuclear, el canciller de Reino Unido, William Hague, calificó de "oportunidad histórica" llegar a un acuerdo.

Hague consideró que las conversaciones con Teherán constituyen una "oportunidad histórica" para lograr un acuerdo.

El canciller británico declaró a la prensa en Estambúl que todavía era muy pronto para decir como va a evolucionar esta tercera nueva ronda de negociaciones.

Asimismo señaló que "está sobre la mesa un acuerdo que beneficia a todos los países, incluidos los de Oriente Medio".

Hague pidió a todas las partes que sean conscientes de que "es la mejor oportunidad en mucho tiempo para hacer progresos sobre uno de los mayores problemas de política extranjera".

Este miércoles comenzó en Ginebra la primera plenaria de las negociaciones lideradas por la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, el ministro de exteriores de Irán, Mohamed Javad Zarif, y altos representantes del G5+1.

El G5+1 está integrado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China, más Alemania y las negociaciones tienen como objetivo que Irán demuestre con absoluta transparencia que no pretende utilizar su programa nuclear con fines bélicos.

A pesar de que no se conocen los detalles del acuerdo, lo que está previsto es un acuerdo entre Irán y los seis países en el que se le pedirá al país árabe que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio a cambio del levantamiento parcial de las sanciones internacionales que pesan sobre Irán o del desbloqueo de cuentas bancarias persas con fondos procedentes del negocio petrolero.

En una segunda fase se negociaría un acuerdo completo para garantizar que Irán no fabrica armas nucleares tras la fachada de un programa para desarrollar energía atómica de uso civil.

Sin embargo, a pesar de que impera un cauto optimismo en Ginebra para lograr el acuerdo, las dudas emergieron luego de que el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, afirmó este miércoles que la república islámica no cederá "ni un ápice" en sus derechos nucleares.

Jamenei expuso su apoyo al equipo de negociadores iraníes, pero al mismo tiempo, dejó claro que "insistimos en conservar los derechos de la nación iraní, entre los que se incluyen los nucleares".

"Insistimos en que no se debe ceder ni un ápice en los derechos (nucleares) de la nación iraní", dijo Jamenei desde Teherán.

Por su parte, Israel que no toma parte en las negociaciones, hace campaña para desprestigia cualquier tipo de acuerdo nuclear con Irán que no sea definitivo.

El día de ayer su ministro de Economía, Naftali Bennett, afirmó que "el Estado de Israel tiene el objetivo de llegar a un acuerdo que desmonte la máquina nuclear de Irán y no uno que simplemente apriete el botón de pausa durante unos meses".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se opone abiertamente a cualquier acuerdo que permitiría a Irán mantener su programa nuclear y ha acusado a las potencias mundiales de ofrecer a la República Islámica el "negocio del siglo".