Sobrevive gobierno italiano a moción de censura contra ministra

La Cámara de diputados italiana rechazó hoy una moción de censura contra la ministra de Justicia, Annamaria Cancellieri, que de haber sido aprobada habría hecho caer al gobierno de coalición de Enrico Letta.

La moción, presentada por el opositor Movimiento 5 Estrellas, recibió 405 votos contrarios, 154 favorables, mientras tres legisladores se abstuvieron.

Previamente Cancellieri se defendió ante el aula de la acusación de haber mentido sobre su relación con la familia de empresarios Ligresti, tres de cuyos miembros fueron arrestados por corrupción en julio pasado.

En particular la ministra era acusada de haber intervenido para lograr la excarcelación de Giulia Ligresti, imputada al lado de sus hermanos y su padre de agiotaje y falsedad presupuestal en el manejo de la aseguradora Fonsai.

"Si hubiera tenido una sola duda sobre la correción de mi comportamiento no habría dudado un sólo instante en dejar mi puesto", declaró Cancellieri ante los diputados.

"No hubo ningún favoritismo, ni intervenciones desde lo alto. No existe una justicia de clase que distingue entre ciudadanos de serie A y ciudadanos de serie B o entre ricos y pobres", insistió.

El caso detonó a inicios de mes, luego de que la prensa publicara interceptaciones de conversaciones telefónicas entre la ministra y la esposa de Salvatore Ligresti, patriarca de la familia de empresarios.

En las escuchas Cancellieri lamentaba los arrestos y se ofrecía de ayuda "para lo que fuera necesario".

Pero la ministra descartó haber presionado a los magistrados para lograr la liberación de Giulia Ligresti y dijo que solamente hizo presente que la mujer sufría de anorexia y corría el riesgo de suicidarse en la cárcel.

A fines de agosto pasado Giulia Ligresti fue excarcelada y puesta bajo arresto domiciliario.

La cuestión abrió divisiones dentro del centroizquierdista Partido Democrático de Letta, pero el primer ministro advirtió a sus correligionarios que en caso de que la moción de censura pasara, el Ejecutivo caería, por lo que al final los diputados de esa formación política se alinearon.

El lunes pasado la fiscalía de Turín, encargada del expediente, anunció que no existe ninguna indagación contra Cancellieri, aunque precisó que la de Roma profundizará la revisión del caso.