Presentan "Cuentos del sur de México", de Lázaro de los Ángeles

Al verter sus opiniones en torno al contenido del libro "Cuentos del sur de México", de Lázaro de los Angeles Chay Coyoc, anoche en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, la especialista Guadalupe Suárez Améndola aseguró convencida que leerlo, "es como volver a ser niños".

Se trata de una serie de cuentos, dijo, "que cautiva por sus historias verídicas y sus añoranzas familiares", resultado de un proyecto que demandó alrededor de dos años y medio desde que se gestó como una idea literaria hasta que el compendio, de original diseño y atractivo formato, salió de la imprenta en junio de este año.

Una de las novedades que ofrece el autor en esta obra es la traducción de los cuentos al idioma maya, cuentos que, señaló, provienen de experiencias reales vividas por los personajes que se dan cita en cada uno de los apartados que conforman el libro, de acuerdo con el autor Lázaro de los Ángeles Chay Coyoc.

Durante la presentación, organizada por la Coordinación Nacional de Literatura (CNL) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el autor mencionó que se trata de historias representativas de las reuniones familiares de Campeche, con las que bisabuelos, abuelos, padres, hijos, nietos y bisnietos pueden verse reflejados.

Chay Coyoc comentó que la intención de su obra es rescatar los mitos y leyendas que normalmente se conocen como anécdotas, mediante el uso de cuentos escritos a partir de experiencias vividas por diversas personas. "El cuento es una manera amena y entretenida para hacer que las personas se interesen en la lengua maya".

Destacó que incluso, los protagonistas de algunos cuentos tienen parentesco familiar con los de otros escritos en la misma obra. "Por ejemplo, del cuento de los recién casados que ocurrió en 1950, los personajes son tíos de los personajes del cuento del niño y los aluxes, que sucedió más o menos entre 1984-1985".

En cuanto al proceso creativo, explicó que no le pareció complicado pasar de relatos orales a cuentos escritos, pero sí, recalcó que el apoyo de su esposa, Elsa Castillo, para seguir escribiendo ha resultado invaluable, así como el impulso que implicó el diplomado en creación literaria que el INBA promovió en Campeche.

Abundó que entre los cuentos del libro su favorito es "El niño y los aluxes, el Chompas, Conpinto y Chompinto", "porque creo que en él se mezclan vivencias y emociones reales". También le fascina el titulado "La primera pelea de box", porque a muchos niños les gusta y aborda el tema del actual "bullying".

En otro orden, el autor destacó la importancia de rescatar historias relacionadas con la cultura maya, porque se encuentran presentes incluso hoy en día y si en Irlanda tienen a los duendes, como en la Patagonia, "en Campeche tenemos a los aluxes, que son más comunes de lo que cualquiera se pudiera imaginar", añadió.

Abundó que "más de 10 personas o familias se han acercado a mí para contarme de sus experiencias en los tiempos modernos. La última noticia que tuve de aluxes fue hace unas semanas, de una niña que dice hablar con ellos", acotó el escritor nacido en Campeche, lugar donde se ha dedicado a la burocracia.