Gana espacio político eventual reelección de Santos en Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ganó espacio para una eventual reelección en 2014, en sectores políticos que dudaban sobre su postulación a un segundo mandato del gobernante, afirmó hoy el diario local El Tiempo.

El periódico colombiano señaló en un análisis, que el jefe de Estado "dio un paso definitivo en busca de la reelección" al conseguir acercarse a sectores que mantenían en duda el apoyo a su eventual postulación en los comicios de mayo próximo.

"El más estratégico fue el aplazamiento de la convención conservadora que, en principio, debía resolver este 4 de diciembre el asunto de su candidato presidencial", indicó este miércoles el diario en su edición digital.

Recordó que los conservadores, principales aliados del gobierno en el Congreso, quienes tienen una discusión "intensa" entre tener candidato propio o apoyar a Santos, aplazaron para el 26 de enero próximo la realización de su convención.

Según el matutino, el aplazamiento "significó una derrota para quienes querían que este 4 de diciembre se proclamara un aspirante propio o se aprobara una consulta interna", que según miembros de ese partido habría perjudicado a Santos.

"Es significativo que el propio presidente del partido, Omar Yepes, quien defendía la realización de la convención en diciembre, haya dicho que si en enero la asamblea proclama a Santos como su candidato, lo seguiremos acompañando, precisó el análisis.

Aseguró que la selección de un candidato el 26 de enero, a solo tres meses de la elección presidencial "es a todas luces tarde", por lo que lo más posible es que los conservadores no tengan otra alternativa que proclamar a Santos.

Para el periódico de mayor tiraje en Colombia, el apoyo conservador "parece definitorio para la reelección de Santos, pues son más de dos millones de votos los que están en juego".

Recordó que la estrategia del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), opositor a Santos, quien tiene a Óscar Iván Zuluaga como su candidato, era lograr que los conservadores proclamaran un candidato con el cual pudiera sellar una alianza.