Ejecutan rebeldes sirios doble atentado en frontera con Líbano

Dos coches bomba fueron dirigidos contra objetivos del régimen sirio en la estratégica zona de Qalamoun, región cercana a la frontera con Líbano, un día después de que las tropas lograron avances en el área.

Los ataques contra tropas sirias y un hospital en la zona de Qalamoun, al norte de Damasco, se producen luego que los rebeldes luchan para revertir los logros del gobierno que amenazan con cortar una de sus principales líneas de suministro.

No hubo información inmediata sobre víctimas de los atentados en Nabak y Deir Attiyeh, que forman parte de una serie de comunidades situadas a lo largo de una ruta utilizada por los rebeldes para llevar suministros a enclaves fuera de la capital.

Los atentados fueron reivindicados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) y el Frente Al-Nusra, dos grupos vinculados a la red Al-Qaeda, señaló el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres.

Los enfrentamientos en la región comenzaron la semana pasada, cuando las fuerzas leales al gobierno del presidente Bashar al-Assad comenzaron una ofensiva contra los pueblos vecinos para cortar las líneas de suministro rebeldes.

Una victoria de las tropas del gobierno aumentará el asedio contra enclaves rebeldes cerca de Damasco, donde los combatientes están perdiendo terreno frente al ejército y los residentes sufren de escasez de alimentos.

Las fuerzas sirias se apoderaron este martes de la ciudad de Qara en manos de los rebeldes, y los activistas sostienen que es probable que el próximo objetivo sea Yabroud, un centro importante para el contrabando de armas para los rebeldes.