Irán no cederá en sus derechos nucleares advierte máximo líder iraní

El ayatolá Ali Jamenei, líder máximo de la Revolución Islámica, advirtió hoy que Irán no cederá ni un ápice de sus derechos, incluidos los nucleares, ni se doblegará a ninguna presión.

Jamenei habló este miércoles a comandantes y miembros de la fuerza paramilitar de voluntarios Basij en Teherán, a horas del comienzo de la tercera ronda este mes de negociaciones sobre su programa nuclear, que se celebrará en Ginebra.

Mientras, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, salía a Moscú para conversar con el presidente ruso Vladimir precisamente sobre esas negociaciones y ante la fuerte posibilidad de que se logre un acuerdo, al cual se opone.

El líder de la Revolución Islámica subrayó que los enemigos de Irán creen que pueden ponerlo de rodillas a través de la imposición de sanciones, pero no "han aprendido de los errores del pasado".

"Los funcionarios estadunidenses saben que las sanciones contra Irán son ineficaces", dijo en relación a las sanciones que impuso Washington a Teherán por su programa nuclear.

La víspera el presidente estadunidense Barack Obama pidió al Senado de su país no aprobar nuevas sanciones, a fin de dar tiempo a que se logre un acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

De acuerdo a la Casa Blanca, sin ese acuerdo Irán aumentaría sus reservas de uranio enriquecido, instalaría nuevas centrifugadoras para ese propósito y desarrollaría un reactor a base de plutonio en la nororiental ciudad de Arak.

Jamenei aseguró en su mensaje a los Basij que no se involucrará en los detalles de las negociaciones entre Irán y el llamado Grupo 5+1, pero advirtió que hay líneas rojas que los negociadores iraníes no pueden rebasar.

Abogó también por mantener relaciones de amistad con todos los países, incluido Estados Unidos. "No somos enemigos del pueblo estadunidense", anotó.

Este miércoles se reunen de nuevo representantes de los cinco países permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) a los que se suma Alemania, con los de Irán para negociaciones sobre el programa nuclear del país islámico.

El G5+1 busca asegurarse que las acciones nucleares iraníes no tienen ningún objetivo militar, mientras Teherán señala que se trata de un programa exclusivamente pacífico al cual tiene derecho.

En tanto, Israel ya se prepara para el "día despúes" ante la fuerte posibilidad de que se logre un acuerdo en Ginebra, reportó este miércoles The Jerusalem Post.

Se prevé que Teherán congele durante seis meses las actividades de su programa nuclear y a cambio se levanten algunas de las sanciones que se le han impuesto, lapso en el cual se negociaría un acuerdo permanente, aseveró.

La visita de Netanyahu a Moscú será la quinta desde que asumió el poder en 2009, y aunque la entrevista con Putin se dará tras el inicio de la nueva ronda en Ginebra, se confía en que influya en las negociaciones, precisó el rotativo.