Prudente, debatir reforma energética en 2014, opina Aureoles

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, consideró que sería prudente que el debate sobre la reforma energética se posponga para el periodo ordinario que iniciaría en marzo de 2014.

"Lo prudente sería iniciar la discusión de la reforma energética a partir del siguiente periodo", indicó en conferencia de prensa, en la cual aseguró que no tienen que existir presiones para aprobar una iniciativa de tal envergadura, y tampoco ser avalada con una mayoría mecánica y numérica.

El también coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en San Lázaro reiteró que Petróleos Mexicanos (Pemex) es ya una empresa competitiva a nivel internacional, y tiene condiciones para alcanzar mejores niveles de eficiencia y de productividad.

Para lograr dicho objetivo, se tendrá que fortalecer su base jurídica y darle las condiciones fiscales adecuadas, mediante reformas, pero no constitucionales sino en leyes secundarias y creación de una nueva legislación.

"Es difícil que una empresa, cualquiera que sea, pueda consolidarse si de entrada le quitas más de 100 por ciento de lo que gana", señaló.

Además, dijo, la historia de las privatizaciones en México dejaron pésimos resultados y mal sabor de boca, por lo que la eventual privatización de Pemex no tendría que dar mejores resultados.

Aureoles Conejo comentó que casi 80 por ciento de la población mexicana rechaza la posibilidad de que mediante la reforma energética se privaticen Pemex, los hidrocarburos o la generación de energía eléctrica.

Referente a ese tema, mencionó que el Senado de la República es la cámara de origen, por lo cual se analiza ahí con el fin de sacar un solo dictamen derivado de las iniciativas presentadas por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) .

También, indicó, 60 por ciento de los mexicanos está contra modificar la Constitución, y considera viable una reforma a leyes secundarias para fortalecer al sector energético y volverlo más competitivo.

Por ello, destacó la necesidad de modificar su situación fiscal en la legislación secundaria, sin reformas a la Carta Magna y reiteró que su partido trabajará contra una reforma energética que incluya modificaciones a los artículos 27 y 28 constitucionales.

El perredista indicó que por eso se promueve una consulta ciudadana con carácter vinculante, que pueda obligar a revocar una reforma de esa naturaleza, para lo cual avanzan en la recolección de firmas, aunque esta figura de consulta ciudadana podría aplicarse por ley hasta 2015.

Finalmente, explicó que es posible recurrir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para convencer a los partidos que esa reforma que promueven no es conveniente.