Condena Asamblea General de ONU ataques a civiles en Siria

La Asamblea General de la ONU aprobó hoy una resolución en la que condena los ataques contra la población civil en Siria, y en la que pide al gobierno de ese país garantizar la entrada y distribución irrestricta de ayuda humanitaria.

Aprobada con 123 votos a favor, 13 en contra y 46 abstenciones, la resolución fue patrocinada por Arabia Saudita y apoyada por las potencias de Occidente y otros países, incluido México.

Entre quienes se opusieron se contaron China y Rusia.

La resolución, que no tiene carácter legalmente vinculante y que fue aprobada en una sesión de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea General, exige que todas las partes pongan fin de inmediato a las violaciones y los abusos del derecho internacional.

Recordó además la obligación de distinguir entre la población civil y combatientes, la prohibición de cometer ataques indiscriminados y desproporcionados, y que los ataques contra civiles y bienes de carácter civil son inadmisibles.

La resolución, que no tiene carácter legalmente vinculante, sirve como una condena moral de la comunidad internacional a la violencia en Siria, comenzada desde marzo de 2011 y que ya ha causado la muerte de más de 100 mil personas.

El documento exige además a las autoridades de Siria a que tomen medidas inmediatas para expandir las operaciones de socorro humanitario y a permitir el acceso sin trabas y en condiciones de seguridad a la población necesitada.

Urge también a las autoridades sirias a que pongan de inmediato en libertad a todas las personas detenidas arbitrariamente y a que las condiciones de detención se ajusten al derecho internacional aplicable.