Conmemorará Ceprodac 100 años de la creación de "La caja de juguetes"

Un espectáculo de un vistoso juego escénico coreografiado por Isabel Romero, donde se genera un ritmo visual y la música crea un diálogo teatral, es la propuesta de "La caja de juguetes", que ofrecerá dos funciones los días 24 de noviembre y 1 de diciembre en el Teatro Legaria del IMSS.

Se trata de un espectáculo infantil de gran belleza estética, basado en el ballet original de Claude Debussy (1862-1918), y que el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) lo conmemora a 100 años de su creación, pues fue en 1913 cuando el compositor francés le dio vida inspirado en los juguetes de su hija Chouchou.

En entrevista, Raúl Parrao, director del Ceprodac, indicó que "La caja de juguetes" es un proyecto pensado para el público infantil, "pues nos es importante que este público tenga acceso desde temprana edad con las artes escénicas, con la danza, con el lenguaje del cuerpo y aprovechando el homenaje a esta obra, la intención es presentarla lo más posible".

Refirió que el espectáculo cuenta los sucesos que ocurren dentro de una caja de juguetes, pero sobre todo, la historia de amor entre un soldado y una bailarina que ha entregado su corazón a un desagradable "polichinela", sin embargo, luego de pelear en una gran batalla, el soldado cae herido y es curado por la bailarina, quien termina amándolo.

"No se trata de un ballet, sino de una propuesta de la coreógrafa Isabel Romero de danza contemporánea", dijo Parrao, quien agregó que desde un principio el propio Debussy, hizo la obra para su sobrina y dada las indicaciones para que el lenguaje corporal fuera más hacia la idea de construir muñecos y apoyarse en la pantomima.

Detalló que la obra en sí, es un cuento, "una iniciación de una niña que cobra conciencia a través de sus sueños, a través de sus juguetes; es el recobrar lo que está perdido, en este caso el personaje del soldado, un personaje que le implica un extrañamiento, una afección amorosa, el ideal del héroe que se da en sí y pierde una pata el muñeco, por rescatarla".

En este espectáculo, dijo, "los asistentes son atrapados desde un inicio, pues lo más importante es tomar su atención ya que el niño tiene una energía muy presente, está inquieto y si no lo sorprendemos inmediatamente, se aburre y se voltea".

La obra que conjuga teatro, danza y música y que forma parte del repertorio del Ceprodac, es un "homenaje a la misma obra, solo que en esta ocasión es danza contemporánea".

Comentó que tras las presentaciones en el Teatro Legaria, el montaje en el que participan 10 actores y bailarines, itinerará por varios estados del país.