Reclama Funes pesquisa sobre 10 mdd donados por Taiwán

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reiteró hoy su demanda a la Fiscalía para que investigue el destino de 10 millones de dólares en cooperación que otorgó Taiwán a la gestión del ex mandatario Francisco Flores.

Funes, quien denunció el sábado pasado la supuesta pérdida de esos fondos, dijo este martes a periodistas que solicitó información al Instituto Libertad y Progreso sobre ese monto y sólo encontró 900 mil dólares usados para víctimas del terremoto del 13 de enero de 2001.

Funes explicó que los 10 millones fueron asignados al Instituto Libertad, que se dedica a la titulación de inmuebles para ayudar a familias que viven en zonas de alto riesgo.

El ex presidente Flores, principal asesor de campaña del candidato presidencial de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Norman Quijano, calificó la denuncia de Funes como una "locura".

"La duda razonable que yo he planteado es: dónde están esos 10 millones de dólares", expresó Funes al tiempo que remarcó que a esta denuncia es a lo que llama "locura" el ex jefe de Estado.

"Locura me parece a mí es haberse metido en el bolsillo o haber desviado fondos por ese monto, que venían de parte de la cooperación de Taiwán", expresó Funes.

Consideró que es importante que la Fiscalía investigue el destino de esos fondos de cooperación de la isla asiática.

Es posible que el mismo gobierno de Flores haya dado un destino diferente a la ayuda, en lugar de entregarlo al Instituto Libertad y Progreso o que incluso fuera a parar al partido Arena, añadió.

El partido Arena está sujeto a una serie de investigaciones de la Fiscalía contra 21 ex funcionarios del gobierno de Flores implicados en presuntas irregularidades por la venta de acciones de la empresa hidroeléctrica LaGeo a la empresa italiana ENEL.

Además, la Corte de Cuentas indaga sobre una presunta malversación de 17 millones de dólares del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS0), lo que ha generado un fuerte enfrentamiento entre la entidad contralora y la dirigencia arenera en plena campaña electoral.