Usará Elena Poniatowska su Premio Cervantes para crear fundación

La escritora mexicana nacida en París en 1932, Elena Poniatowska, informó hoy aquí que los 125 mil euros del Premio Cervantes de Literatura 2013, que le fue conferido en España, serán invertidos en la creación de una fundación que llevará su nombre.

En conferencia de prensa, dijo que "hace más de seis años, desde 2006, que quiero crear una fundación. Las universidades de Stanford y Princeton, en Estados Unidos, me pidieron que les vendiera mi archivo y biblioteca, pero mi hijo Felipe es de la idea de que sacar esos materiales de México representa una especie de traición a México".

Aclaró que entre los documentos que guarda en su domicilio están "muchísimas cartas de Octavio Paz, Carlos Monsiváis, Rosario Castellanos y otras personas de mi época. Los gringos me las quieren comprar, muy bien y en dólares", sin embargo hará caso a su hijo.

Dijo que ya hay otros archivos que están en el extranjero y, "no quiero asegurar que los míos sean de carácter histórico, pero como sean no deseamos que se vayan de este país".

Tras recordar que Carlos Fuentes legó sus documentos al estado de Veracruz y Elena Garro sus cartas de amor a Stanford, confió en que el gobierno de la ciudad de México done un inmueble "para que sea sede de la fundación, donde se puedan impartir talleres, conferencias, se instale una cafetería y espacios para investigadores".

La escritora y periodista destacó que esa fundación podría tener un espacio privilegiado para las mujeres, porque "nunca se les toma en cuenta para nada", y otro a los niños, "para que desde pequeños comiencen a amar la lectura".

Aseguró que a sus 81 años de edad se siente orgullosa por haber sido distinguida para recibir ese galardón de manos del rey Juan Carlos de España, durante una ceremonia que tendrá lugar el 23 de abril de 2014 en la Universidad de Alcalá de Henares, "y por ser la cuarta mujer en recibirlo entre muchísimos hombres".

Es un gusto y una felicidad, destacó, "porque en general a las mujeres no se les da prioridad", y puso en relieve que "ésta es siempre para los hombres, sobre todo en los países de América Latina".

Refirió que en países como España, Francia y Alemania eso no sucede, ni siquiera en Polonia, "pero en México sí", las mujeres quedan atrás.

"Son siempre las leonas; en México el león era Carlos Fuentes, pero las mujeres son como las leonas, feas porque dan a luz, las olvidan y no les hacen caso", por eso es bueno que se comience a reconocer la literatura de las mujeres, recalcó.

Elena Poniatowska observó en ella un problema que si bien no lo inscribe en los rubros de género, exclusión o discriminación, sí le ha comenzado a pesar de manera natural: "Tengo 81 años de vida y no creo que me quede mucho tiempo, por eso voy a escribir más".

Este día, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España dio a conocer a Elena Poniatowska como ganadora del Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel Cervantes 2013, por su contribución "a enriquecer el legado y la riqueza literaria hispánica".