Reforma energética hasta aprobar la política, ratifica PAN en Senado

A menos de un mes de que concluya el periodo ordinario de sesiones y con una amplia agenda pendiente, como la reformas energética y política, el Senado definirá esta semana la ruta crítica en donde el PAN ha condicionado su apoyo a cambios constitucionales en materia de petróleo y electricidad.

El vicecoordinador del PAN en el Senado, José María Martínez, expuso que si bien esta semana se pueden ir definiendo los tiempos, temas y ruta crítica, está claro que el PAN mantiene su postura de condicionar la reforma energética a que se apruebe la política.

Asimismo, dijo en entrevista que otro de los temas que le preocupan al PAN es que se aclare todo el tema de los subejercicios de este primer año de gobierno federal, ya que existen graves rezagos en materia de gasto, programas productivos y sociales, por lo que se insistirá que la Secretaría de Hacienda presente, antes de aprobar la reforma energética, un informe sobre este tema.

A su vez, el senador del PAN, Fernando Herrera Ávila, expuso que la reforma político-electoral representa una valiosa oportunidad para democratizar las decisiones que se toman en el país y otorgar la certeza suficiente para que el voto de los ciudadanos se traduzca con fidelidad en la representación de un gobernante.

Destacó que la urgencia de su aprobación, en medio de entorno nacional donde las irregularidades en los procesos electorales son latentes, es una exigencia del Partido Acción Nacional.

"Lo más importante es democratizar las decisiones en el país partiendo de la legitimidad con la que los gobernantes son electos, por eso consideramos que el primero paso para que un gobernante cuente con el respaldo integro de la población es precisamente ser electo en condiciones que no dejen dudas", expuso.

El secretario de la Comisión de Fomento Económico del Senado reiteró que la postura de la bancada blanquiazul, en el marco de la discusión de las reformas que el país necesita es clara: "no habrá reforma energética si antes no hay reforma político-electoral".

Esto, abundó, se ha venido expresando públicamente en las últimas semanas, por lo que no debe extrañar que en próximos días se tome una determinación al respecto junto con las otras fuerzas políticas representadas en el Senado.

Destacó que uno de los planteamientos centrales de la iniciativa panista, la sustitución del Instituto Federal Electoral por el Instituto Nacional de Elecciones, permitiría "darle la vuelta" a la dinámica de injerencia de los gobernadores en la integración de los órganos electorales a nivel estatal, y abonaría a "mejorar flujo natural de la expresión democrática de los ciudadanos".

"Hemos visto cómo en las últimas integraciones de los Consejos Estatales se ha caído en una definición de reparto de cuotas, es decir, dependiendo del número de diputados que tiene una fuerza política es la capacidad que tiene para impulsar un determinado perfil", recordó.

Esto, planteó, "le quita objetividad a las decisiones que se toman. Nosotros buscamos que los integrantes del INE sean electos a través de un proceso democrático".

El senador por Aguascalientes lamentó que, en torno a esta discusión y específicamente frente a este planteamiento, surjan resistencias tanto de legisladores e institutos políticos, como de gobernantes y de las mismas autoridades electorales a nivel federal.

Puntualizó que la democracia no debe ser rehén de nadie, la democracia es vital para la nación y para asegurar que los ciudadanos participen y tengan peso en las decisiones de gobierno.